• La diarrea del viajero es un problema real.
  • Este padecimiento suele ocurrir en verano cuando los viajeros tienen poca precaución con lo que consumen.
  • Debes fijarte antes de consumir agua de la llave o alimentos en mal estado.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos

Viajar es una experiencia que muchas personas viven hoy en día gracias a las facilidades que hay para hacerlo. El verano es la época en la que más movimiento se produce debido a las vacaciones. Y, aunque en un primer momento prometen ser dignas de recordar para bien, a veces se enturbian debido a la aparición de problemas gastrointestinales como la diarrea del viajero.

De hecho, la diarrea del viajero es bastante común durante estos meses, en especial, cuando se viaja a un país con un nivel menor de desarrollo. Muchas de las enfermedades que pueden adquirirse vienen de microorganismos dañinos que se encuentran en el agua. Al consumirla afectan a tu salud causando síntomas como náuseas, vómitos, calambres, fiebre, urgencia por defecar o sangre en las heces.

Las personas afectadas suelen sufrir al menos tres deposiciones de heces no muy consistentes en un rango de 24 horas. Lo más común es que la diarrea venga acompañada de alguno de los síntomas anteriormente mencionados.

El destino del viaje es clave en cuanto a probabilidades de contraer esta infección. Todo depende de las condiciones higiénicas del lugar. Aunque también es fundamental el trabajo que haga uno mismo:

  • Lavarse bien las manos
  • No tocar más cosas de las necesarias
  • Informarse de lo que uno va a consumir, etcétera

El agua contaminada es uno de los principales detonantes de la diarrea del viajero

Pero no todas las personas reaccionan de la misma manera ante un patógeno. De tener un sistema inmunológico más vulnerable es probable que también seas más susceptible a la enfermedad. Aunque existen formas de subir las defensas de forma natural que podrán ayudarte en estos casos.

Un dato que se ha ido observando con el tiempo es que son los jóvenes adultos los que más suelen contraer este tipo de infección. La razón no es otra que el hecho de tomar una serie de precauciones menor. A menudo se va de viaje un poco «a la aventura» sin pararse a pensar en los posibles riesgos a los que uno se expone.

No solo consumir agua contaminada puede ser el detonante de la diarrea del viajero. Comer alimentos en mal estado, el hielo que se utiliza para enfriar las bebidas, el agua que se emplea en la higiene, también son posibles orígenes del problema. Por eso es bueno utilizar agua embotellada cuando se está fuera, evitar los buffets, pelar la fruta, etcétera.

Pese a que la diarrea del viajero suele darse de forma leve, hay que tener cuidado con la hidratación, acudiendo al médico si los síntomas se agravan. Se recomienda prestar especial atención a la evolución de la enfermedad en niños, personas embarazadas, ancianos y gente con patologías, ya que la infección puede complicarle con mayor facilidad.

AHORA LEE: La fotoinmunoterapia podría convertirse en el quinto tratamiento contra el cáncer

TAMBIÉN LEE: 8 factores de riesgo del cáncer de colon, desde la dieta hasta los hábitos de bebida

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: