• Idealmente, los gastos en vivienda deben representar 28% o menos de tus ingresos brutos.
  • También gastarías 36% o menos de tus ingresos brutos en todos los pagos de la deuda cada mes.
  • Descubre cuánto necesitas para el pago inicial y los costos de cierre para calcular tu presupuesto para comprar una casa.

Cuando estás determinando tu presupuesto para la compra de una vivienda, la mitad de la batalla es calcular cuánto puedes pagar cada mes una vez que seas propietario de una vivienda. La otra mitad es averiguar cuánto puedes pagar por adelantado.

1. Comienza con la regla de 28%

La regla 28/36 se refiere a cuánta deuda puedes asumir y aún ser aprobado para una hipoteca convencional, que es lo que puede considerar como una «hipoteca normal» y no respaldada por el gobierno.

Primero, veamos la parte de 28% de la regla 28/36. La regla de oro es que debes considerar solo 28% o menos de tus ingresos brutos mensuales en gastos de vivienda, incluyendo intereses, seguros de propiedad y los impuestos de propiedad. (Recuerda que los ingresos brutos mensuales se refieren a los ingresos que obtienes antes de deducir los impuestos).

Puedes optar por gastar más de 28% de tus ingresos brutos en gastos de vivienda, pero esta regla no oficial es una forma de calcular cuánto puedes pagar sin hacer que el resto de tu vida financiera sea inmanejable.

2. Entonces mira la regla de 36%

La segunda mitad de la regla 28/36 es que debes gastar solo 36% de tus ingresos brutos mensuales en todas tus deudas, desde una hipoteca hasta tarjetas de crédito y manutención infantil. Considera usar una calculadora de hipotecas para determinar en cuánto se basarán tus pagos mensuales en el precio de la vivienda, el monto del pago inicial, la tasa de interés y la duración del plazo.

Algunos otorgantes de crédito hipotecario te mantendrán sujeto a la regla 28/36, mientras que otros tendrán cierta flexibilidad, especialmente si otras partes de tu perfil financiero son excepcionales.

También debes recordar que la regla 28/36 se aplica principalmente a las hipotecas convencionales. Si calificas para una hipoteca respaldada por el gobierno, un prestamista podría aprobar tu solicitud con una relación deuda-ingresos más alta.

3. Determina cuánto tienes para el pago inicial

La cantidad que necesitarás para el pago inicial depende del tipo de hipoteca que obtengas. 

Primero, averigüa si tienes suficiente dinero para un pago inicial para ser elegible para el tipo de hipoteca que deseas. Si necesita un pago inicial de 3.5% pero solo puedes pagar 2% de la casa que deseas, debes ahorrar más dinero o comprar una casa menos costosa.

En segundo lugar, piensa en cómo afectará el monto del pago inicial a tus pagos mensuales. Cuanto menor sea tu pago inicial, mayores serán los pagos de tu hipoteca; cuanto mayor sea tu pago inicial, menores serán tus pagos mensuales.

4. Considera los costos de cierre

Tu pago inicial no es el único gasto que tendrás que pagar por adelantado. También deberás pagar los costos de cierre, que son esencialmente tarifas de compra de vivienda. Cubren la solicitud, búsqueda de título, originación y más. También es posible que debas pagar una parte del seguro de propietario de vivienda, impuestos a la propiedad y seguro hipotecario al momento del cierre.

Elige tres o cuatro otorgantes de crédito hipotecario y solicita a cada uno un presupuesto, que es una lista detallada de los costos. Podrás comparar cuánto pagaría con cada uno. Idealmente, encontrarás uno con tarifas relativamente bajas y una tasa de interés baja.

Después de calcular cuánto pagarás en costos de cierre, verás si aún puede pagar el pago inicial que necesitas para calificar.

AHORA LEE: ¿Qué es la subcuenta de vivienda en Infonavit? Estos son los usos que puedes darle

TAMBIÉN LEE: Así es como un joven de 26 años llegó a poseer 89 propiedades para rentar en 6 años y ayudó a su familia a dejar sus trabajos de tiempo completo

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInYouTube y Twitter

AHORA VE: