• Los trabajadores tecnológicos han tenido que aprender una dura lección: los despidos también pueden ocurrir en empresas que están bien.
  • Empresas desde Grammarly hasta Microsoft han despedido gente en 2024 a pesar de tener finanzas saludables.
  • Sus decisiones buscan enfocar los recursos en sus objetivos más urgentes.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta de Threads? Síguenos.

Esta temporada de despidos ha enseñado a los trabajadores tecnológicos una dura lección: aún pueden perder sus trabajos incluso si su empresa está pasando por un buen momento.

El último ejemplo de esto ocurrió la semana pasada cuando la startup de asistencia de escritura Grammarly —valorada por última vez en 13,000 millones de dólares (mdd)— anunció que recortaría alrededor de 230 puestos como parte de una «reestructuración empresarial».

Rahul Roy-Chowdhury, quien fue nombrado CEO de Grammarly el año pasado, dejó claro que los recortes no eran «un ejercicio de reducción de costos».

En un memorando al personal, Roy-Chowdhury insistió en que la «posición financiera de la empresa es, y sigue siendo, fuerte». En su lugar, los despidos se habían realizado como un medio de recalibrar recursos para “el lugar de trabajo habilitado por IA del futuro”.

Para Grammarly, una empresa que ofrece asistencia de escritura a los usuarios, eso significa adaptarse a una nueva era de chatbots de IA y agentes personales que podrían actuar como competidores.

El ajuste a una nueva realidad

Por lo tanto, los despidos fueron una consecuencia lamentable de ese ajuste.

“A medida que fortalecemos nuestro enfoque hacia impulsar el lugar de trabajo habilitado por IA y profundizamos nuestras inversiones técnicas en IA, necesitaremos una mezcla diferente de capacidades y habilidades”, dijo Roy-Chowdhury a los empleados.

“También necesitamos rediseñar nuestra organización para mejorar la calidad y velocidad de la colaboración — y eso significa, entre otras cosas, reestructurar roles y co-ubicar ciertos equipos”.

Los recortes en Grammarly sirven como recordatorio de que los empleados no solo corren el riesgo de perder sus trabajos en negocios que están quemando efectivo.

Grammarly no está solo en este enfoque. Desde el inicio del año, 141 empresas tecnológicas han realizado despidos afectando a 34,250 trabajadores, según el rastreador en línea Layoffs.fyi.

El 2023 fue una masacre

Para contextualizar, la tanda de despidos de este año todavía palidece en comparación con el año pasado, cuando casi 140,000 personas habían perdido sus trabajos para febrero.

Esa fue una época en la que muchas startups y grandes jugadores tecnológicos buscaban corregir la contratación excesiva realizada durante la pandemia y reducir gastos en un entorno de alta inflación. Muchos en ese momento, como Meta, tenían divisiones que estaban perdiendo mucho dinero de las cuales preocuparse.

En muchos casos, la menor escala de los despidos que afectan a las empresas tecnológicas este año refleja cuánto del proceso de toma de decisiones esta vez es más sobre afinar.

Por ejemplo, el CEO de Discord, Jason Citron, le dijo a los empleados el mes pasado que gran parte de su contratación en los últimos años —contratación que aumentó su número de empleados cinco veces desde 2020— había resultado en una organización que era “menos eficiente”, lo que llevó a la decisión de despedir al 17% del personal.

Corregir el rumbo tras crecimiento desmedido

Como señaló The Verge, la decisión de corregir las ineficiencias se tomó a pesar de que la empresa parecía no estar en “aprietos financieros graves”. En otras palabras, la empresa, valorada por última vez en 15,000 mdd, creció, pero a un ritmo más rápido de lo que necesitaba. Eso de ninguna manera significa que esté en malas condiciones.

La tendencia podría ser aún más clara al mirar a uno de los grandes ganadores de la tecnología del último año.

El mes pasado, días antes de que Microsoft reportara un récord de 62,000 mdd en ingresos para el último trimestre de 2023, el gigante tecnológico recortó 1,900 puestos de sus divisiones de Activision Blizzard y Xbox.

Esta es una empresa que está haciendo cualquier cosa menos pasarla mal en este momento, con su apuesta por OpenAI, el lanzamiento de la herramienta AI Copilot y la fuerte demanda de computación en la nube ayudándola a crecer. Hizo despidos de todos modos.

AHORA LEE: Nvidia quiere trabajar con las empresas tecnológicas más poderosas del mundo para fabricar chips de IA personalizados

TAMBIÉN LEE: Tu jefe se verá muy diferente en la era de la inteligencia artificial

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: