Ericka Treviño Calderón

Ericka Treviño Calderón

Empieza 2022, aunque no se puede decir que es un nuevo comienzo para todos, ya que ha llegado el momento en el que las deudas de las fiestas decembrinas y la llegada de los Reyes Magos se deben de pagar. Como deudor se ha generado un miedo debido a la desinformación y el abuso de parte de los despachos de cobranza, donde uno imagina que será embargado o incluso terminará encarcelado por incumplir con sus obligaciones de pago.

No te dejes engañar, es momento que conozcas cuáles son tus derechos y obligaciones como deudor.

¿Qué es lo primero que debo saber si soy deudor?

Uno se convierte en deudor cuando adquiere una obligación de pago y cae en mora; es decir que se retrasa en su cumplimiento. Existen dos escenarios en los que te conviertes en moroso:

  1. A partir del día señalado de vencimiento
  2. Cuando no se establece fecha de vencimiento a los 30 días siguientes después de que el acreedor te lo reclame

Es decir, que en materia civil según se establece en el artículo 2080 del Código Civil Federal, el acreedor no te podrá exigir el pago de la deuda de un día a otro, sino después de los 30 días siguientes a los que te lo exigió.

¿A qué estoy obligado como deudor?

Al momento de incumplir con una deuda, el deudor tiene la obligación de pagar por los daños y perjuicios ocasionados. Esto ya que se vuelve responsable de toda perdida que el acreedor sufra en su patrimonio, y de la privación de cualquier ganancia que, por la falta de cumplimiento en la obligación, el acreedor dejó de recibir.

En otras palabras, entre más tardes en pagar tu deuda, mayor será el monto que le pagarás al acreedor, puesto que se deberá pagar la obligación principal junto con los daños y perjuicios. Todo depende del tiempo que demores. En ciertos escenarios el monto de la indemnización se podrá acumular sobrepasando el monto de la deuda original. 

Tus derechos como deudor

Ahora bien, es cierto que el pago de una deuda se puede llevar a cabo por la vía judicial a través de un juicio, mismo que es regulado por el Código de Procedimientos Civiles de tu Estado, o extrajudicialmente entre un arreglo de las partes. Pero en ningún momento se podrán llevar a cabo por la vía penal, puesto que la Constitución mexicana en su artículo 17 establece que nadie podrá ser aprisionado por deudas de carácter civil. Así que no te dejes engañar por los despachos de cobranza, si estás atrasado en el pago de una tarjeta de crédito o un crédito hipotecario, no irás a la cárcel.

Además, tus derechos como deudor son:

  1. No ser molestado a horas no adecuadas por un despacho de cobranza
  2. Tienes el derecho a la información, es decir a conocer el nombre, domicilio, el monto del adeudo y condiciones del despacho o institución que te contacta para el cobro de la deuda
  3. Tienes derecho a la privacidad, ya que el acreedor no podrá difundir tu carácter de deudor
  4. Y el derecho a respetar el debido proceso, puesto que el acreedor no podrá embargar tus bienes sin llevar a cabo un procedimiento en tu contra

¿Qué puedo hacer cuando no me aceptan el pago?

Como deudor, necesitas conocer cuáles son tus derechos y no dejar que se aprovechen de tu estado de vulnerabilidad.

Si el acreedor se rehúsa sin causa justa a recibir la prestación o dar el documento que avale el pago, puedes librarte de la obligación haciendo consignación de la cosa. Y ¿qué quiere decir esto? Como deudor tienes obstáculos donde el acreedor no te permite cumplir con la obligación, por lo que pones la cosa (en este caso el dinero o los bienes) a disposición de la autoridad judicial. 

Este podrá 1) declarar fundada la oposición del acreedor, por lo que persiste la deuda, o 2) aprobar la consignación, por lo que se extingue la deuda y se establece que los gastos son por cuenta del acreedor.

Existen dos lados de la moneda, aquella que demuestra el derecho de los acreedores a cobrar las deudas a su favor, y aquel que muestra el endeudamiento del deudor y su deber de pago. A pesar de que existen herramientas que te permiten presentar quejas ante el Registro de Despachos de Cobranza (REDECO) y la PROFECO, siguen existiendo conductas abusivas y amenazas por parte de terceros para conseguir el pago de una deuda. 

Recuerda, siempre deberás de recibir información veraz de la deuda que estás adquiriendo, conociendo todos los detalles de la misma, tal como: su forma de pago, fecha de vencimiento e intereses a pagar, mismos que te ayudarán a evitar los abusos y permitirán cumplir con tus obligaciones ante el acreedor.

Autora: erickalucia981020@gmail.com

derechos obligaciones deudor | Business Insider Mexico
Brenda Peralta | Business Insider México

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter y Youtube

Consulta a más columnistas en nuestra sección de Opinión

AHORA VE: