• La campaña Stop Hate for Profit se lanzó el 17 de junio a través de un anuncio publicado en The Los Angeles Times.
  • Stop Hate for Profit nace como respuesta al fracaso de Facebook para abordar de manera significativa la proliferación de odio en sus plataformas.
  • La campaña acusa a Facebook de amplificar los mensajes de los supremacistas blancos y de no lograr frenar a los usuarios que usan la plataforma para hacer daño.
  • Stop Hate for Profit pide a todas las empresas que no se anuncien en los servicios de Facebook durante el mes de julio.
 

Este 17 de junio, seis organizaciones anunciaron la campaña Stop Hate for Profit como respuesta al fracaso de Facebook para abordar de manera significativa la proliferación de odio en sus plataformas.

La campaña se lanzó oficialmente a través de un anuncio publicado en The Los Angeles Times. En este, se pregunta qué podría hacer Facebook con los 70,000 millones de dólares en ingresos que obtiene de publicidad cada año.

A modo de protesta, las organizaciones ADL (la Liga Anti-Difamación), la National Association for the Advancement of Colored People (NAACP), Sleeping Giants, Color Of Change, Free Press y Common Sense están pidiendo a algunas de las corporaciones más grandes del mundo parar su publicidad en Facebook durante el mes de julio de 2020.

Stop Hate for Profit invita a “enviar un mensaje poderoso a Facebook: sus ganancias nunca valdrán la pena promoviendo el odio, la intolerancia, el racismo, el antisemitismo y la violencia”.

¿Qué ha dicho Facebook sobre la campaña Stop Hate for Profit?

La campaña nació tras la muerte de George Floyd, un hombre negro que falleció bajo custodia policial a fines de mayo en Mineápolis. Su muerte generó una ola de protestas mundiales contra el racismo y la brutalidad policial.

Stop Hate for Profit
Una imagen de George Floyd en una protesta contra la brutalidad policiaca en Nueva York. Reuters.

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, fue criticado después de que, a diferencia de Twitter, su compañía no actuó contra una publicación incendiaria del presidente Donald Trump sobre las protestas.

“Respetamos profundamente la decisión de cualquier marca y seguimos enfocados en la importante labor de retirar el discurso de odio y entregar información crítica sobre la votación”, dijo Carolyn Everson, vicepresidenta del grupo de negocios globales de Facebook, el lunes. “Nuestras conversaciones con comercios y organizaciones de derechos civiles son sobre cómo podemos ser una fuerza para el bien juntos”.

¿Qué empresas se han sumado a la campaña Stop Hate for Profit?

Las marcas The North Face, Patagonia y REI fueron de las primeras en sumarse a la campaña.

“Retiraremos inmediatamente todos los anuncios de Facebook e Instagram al menos hasta finales de julio”, dijo Patagonia en una serie de tuits.

“Desde unas elecciones seguras a una pandemia global y la justicia racial, las apuestas están demasiado altas para sentarse y dejar que la compañía siga siendo cómplice en la propagación de desinformación y el fomento del miedo y el odio”, agregó la marca.

La marca de helados Ben & Jerry’s también anunció que pondrá en pausa toda publicidad tanto en Facebook como Instagram. Agregó que Facebook debe “tomar acciones claras e inequívocas para detener a su plataforma de ser usada para dispersar y amplificar el racismo y el odio”.

La plataforma independiente de trabajos Upwork y el desarrollador de software de código abierto Mozilla también se unieron a la campaña.

Coca-Cola se sumó al movimiento Stop Hate for Profit el 26 de junio, cuando el presidente ejecutivo de la compañía, James Quincey, anunció que detendrían todos los anuncios en las redes sociales de Zuckerberg durante 30 días.

“No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales”, escribió Quincey en el comunicado de prensa de Coca-Cola.

Por su parte, Axios confirmó también este martes que Microsoft detuvo sus inversiones publicitarias en Facebook en Estados Unidos desde mayo. Ahora lo hará a nivel mundial.

Axios tuvo accesó a la transcripción de un chat corporativo en el que el jefe de Marketing de la multinacional, Chris Capossela, respondía a un trabajador de la empresa.

“Basándonos en las preocupaciones que teníamos ya en mayo, hemos suspendido toda la inversión publicitaria en Facebook e Instagram en Estados Unidos y, consecuentemente, a nivel global”, dijo Capossela en el texto.

Otra empresa que se suma al boicot de Facebook es Six Flags Entertainment Corporation. La corporación anunció este miércoles que pausará toda la publicidad pagada en plataformas sociales en donde se “promuevan los discursos de odio y contenidos inapropiados”.

Esto incluye todos los anuncios relacionada con Six Flags México y Hurricane Harbor Oaxtepec, parques de diversiones de empresa en nuestro país.

Lego también anunció este miércoles que detendrá todos sus anuncios en las redes sociales durante al menos 30 días mientras revisa sus estándares publicitarios.

«Estamos comprometidos a tener un impacto positivo en los niños y el mundo que heredarán. Eso incluye contribuir a un entorno digital positivo e inclusivo, libre de discursos de odio, discriminación y desinformación», dijo Julia Goldin, directora de marketing de Lego, en un comunicado.

PlayStation es la más reciente organización en detener temporalmente su publicidad en Facebook e Instagram en apoyo a Stop Hate for Profit.

«En apoyo de la campaña #StopHateForProfit, hemos suspendido globalmente nuestra actividad de Facebook e Instagram, incluida la publicidad y el contenido no pagado, hasta finales de julio. Defendemos trabajar (y jugar) juntos para el bien», dijo en un comunicado reportado por Gamesindustry.biz.

AHORA LEE: Mark Zuckerberg promete públicamente examinar las reglas de Facebook sobre publicaciones relacionadas con violencia estatal

TAMBIÉN LEE: Ex vocero de Facebook pide a los empleados de la red social salvar a la empresa

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram y Twitter.