Cristian Huertas

Cristian Huertas

En la columna pasada hablé de qué es y cómo funciona CoDi, en esta profundizaré en los retos más grandes que existen para que sea exitoso y las oportunidades que crea para México, los mexicanos y las compañías fintech.

Retos

  1. Hoy, la adopción de CoDi depende completamente de la implementación y promoción que le den los bancos. Como lo mencioné en la columna pasada, hay un incentivo negativo para que los bancos la implementen, por el detrimento en su negocio adquiriente.
  2. La experiencia de usuario tiene que mejorar. Aunque los bancos fueran forzados a implementar y promover CoDi, las grandes cadenas de comercios, que tienen un incentivo económico importante para adoptarlo, ven un problema relevante para hacerlo: la experiencia de usuario y el tiempo en cola que desencadena.
  3. Para hacer el pago con CoDi, el comercio crea un mensaje de cobro que debe ser validado a través del celular del comprador. Esto implica que la cobertura de internet debe ser muy buena en los lugares en los cuales se paga con CoDi; una conexión deficiente puede generar retrasos en la fila, o incluso la poca digitalización de las personas puede hacer el proceso de pago un reto. La ventaja de la tarjeta es la aceptación que tiene en los dispositivos que pertenecen al comercio y sobre los cuales el cajero está completamente capacitado. Pero qué sucede si el comprador requiere ayuda para pagar con un iPhone y el cajero no «domina» bien el sistema operativo de esos celulares; qué tal que al intentar entrar a su celular el comprador olvidó la clave para desbloquearlo, o que la pantalla del celular se rompió, etc.
  4. Al igual que con las transacciones de bajo valor de las tarjetas, en donde se pueden autorizar transacciones sin aprobación de los usuarios (NIP), debería existir un método de cobro de bajo valor en donde no se tenga que entrar a una aplicación para aprobar una transacción. De lo contrario esperen ver filas más largas en la tienda de conveniencia de la esquina.
  5. La velocidad del regulador. A la fecha la CNBV sólo ha aprobado una licencia fintech, que todavía no ha empezado a operar. El COVID diezmó muchos de los esfuerzos que se estaban realizando para agilizar el proceso de aprobación. Esto es un freno para el CoDi, pues los neobancos, que no tienen el incentivo negativo de los bancos, quieren implementar CoDi de manera rápida; sin embargo, sólo se pueden conectar al SPEI una vez sean una entidad regulada.
    Aunque existe una entidad que ha funcionado como agregador y que habilita a algunas fintechs a que hagan parte del sistema SPEI, tiene costos (como cualquier otro intermediario) que hace inviable el que muchas compañías de tecnología adopten el sistema.

Oportunidades

Muchos de los beneficios se exponen en temas que he tocado en columnas pasadas. Una economía digital es un arma poderosa para combatir el narcotráfico; además, ayuda a que los pequeños comercios puedan competir con las grandes cadenas de tiendas de conveniencia. Sin embargo, listo y amplío algunos de las oportunidades que crea CoDi a continuación:

  1. Una economía sin fricciones en el intercambio de valor puede dinamizar el comercio, favorecer la inclusión financiera y permite que una gran cantidad de pequeños comercios amplíen su abanico de clientes de manera que puedan capturar mayor gasto de los usuarios. ¿Cuántos no han dejado de comprar unas papas fritas por no tener dinero en efectivo?
  2. La digitalización de los pequeños comercios viene con grandes beneficios, como más ingresos, acceso a crédito o tener un anaquel digital, así como mayor control de los ingresos y gastos, entre muchos otros.
  3. La trama transaccional tiene mayor capacidad de campos, lo cual crea la posibilidad de generar nuevos o mejores programas de lealtad, mejores scorings alternativos de riesgo o de propensión a la adquisición de productos o servicios.
  4. La trazabilidad de rastreo que permiten las transacciones digitales hace posible que se creen mejores controles contra el lavado de activos y se combata de manera más eficiente a las organizaciones criminales.

Estos retos y oportunidades cambian la dinámica de los jugadores del ecosistema de pago nacional, dejando grandes ganadores y perdedores si se llega a implementar de manera correcta (y se dan los ajustes necesarios para que esto suceda); pero esto lo veremos a detalle en la siguiente columna.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook , Instagram y Twitter

Consulta a más columnistas en nuestra sección de Opinión