Paul Alejandro S√°nchez

Paul Alejandro S√°nchez

Energía Circular

Atlas, en la mitolog√≠a griega, era un tit√°n que fue condenado por Zeus a cargar el cielo. Muchos lo recordaremos por la imagen donde aparece cargando el mundo a cuestas, sobre sus manos, sobre sus hombros o sobre su espalda. Por no dejar, quienes hayan jugado loter√≠a ‚ÄĒel juego de mesa‚ÄĒ podr√°n ver que la carta de ‚ÄúEl Mundo‚ÄĚ presenta a un Atlas moderno sosteniendo el planeta.

Es casi po√©tico pensar en Atlas y la crisis clim√°tica. Por un lado, porque evitar el deterioro de nuestro ambiente ha resultado una tarea tit√°nica, palabra que se deriva precisamente de haza√Īas como la de Atlas. Por otro lado, porque cuidar el mundo est√° en nuestras manos, nuestros hombros y nuestras espaldas; nuestras y de nuestra descendencia.

La tarea ha sido tit√°nica y el camino relativamente largo. El siguiente a√Īo se cumplir√°n 50 a√Īos de uno de los primeros hitos en la agenda internacional respecto al clima, la Conferencia de Estocolmo. Tambi√©n, se conmemorar√°n 25 a√Īos de otro de los grandes hitos en la agenda internacional contra el cambio clim√°tico, el Protocolo de Kyoto. 

La Organizaci√≥n de las Naciones Unidas ha hecho el recuento de los antecedentes que marcan el establecimiento del calentamiento global y el cambio clim√°tico como un problema p√ļblico en la agenda internacional partiendo desde la Conferencia de Estocolmo en 1972. Por lo que podr√≠amos decir que, en 1972, al menos para algunos cronistas, se marcan medio siglo de esfuerzos internacionales contra el cambio clim√°tico. 

Un primer resultado positivo fue el compromiso internacional para eliminar los clorofluorocarbonos (CFC) a trav√©s del Protocolo de Montr√©al signado en 1987, lucha que le debe mucho al laureado mexicano del Premio Nobel de Qu√≠mica, Mario Molina, que en paz descanse. 

¬ŅQu√© son los CFC?

Los CFC eran gases que afectaban la capa de ozono que se utilizaban en la industria de la refrigeración, de los aerosoles y de los aislantes térmicos. Se considera un éxito porque la velocidad en que se sustituyeron, tanto en la industria como en los hábitos de consumo, fue tal que se pensó que con innovación tecnológica y mejores hábitos de consumo se podrían reducir grandes problemas del clima.

En esa euforia cient√≠fico-clim√°tica se fij√≥ el siguiente objetivo: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que ocasionaban el calentamiento global. La lucha se enmarc√≥ en el Protocolo de Kyoto como el primer compromiso internacional de corte mundial que ten√≠a como fin la reducci√≥n de al menos 5% de las emisiones de gases de efecto invernadero tomando como l√≠nea base 1990; esta meta deb√≠a conseguirse entre 2008 y 2012. 

La lucha contra las emisiones de gases de efecto invernadero prob√≥ ser tit√°nica y el Protocolo de Kyoto no arroj√≥ los resultados deseados. Algunos problemas de dise√Īo que se han citado est√°n:

  1. La mayor dificultad de encontrar sustitutos para las fuentes fósiles de energía tanto para movilidad como para generación de energía eléctrica.
  2. La velocidad de desarrollo de países no obligados como China e India.
  3. El costo económico y pérdida de competitividad de los países obligados.

Los a√Īos nos han mostrado dos cosas. La primera es el tama√Īo de la problem√°tica; la segunda, la importancia de tomar acciones m√°s contundentes y que involucren a todos los actores.

Por supuesto, esto implica un cambio radical en nuestros h√°bitos de consumo, un mayor compromiso en la transici√≥n energ√©tica y mayor innovaci√≥n tecnol√≥gica. Quiz√°, 25 a√Īos despu√©s, estamos a penas empezando a comprender la naturaleza tit√°nica de la crisis clim√°tica.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en FacebookLinkedIn, Instagram y Twitter

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n