Simon Dalgleish

Simon Dalgleish

Simón Dice

Uno de los términos que más utilizo a la hora de hablar de inversiones en este espacio es el de “constancia”. Esta una cualidad que, en el mundo de los inversionistas que inician, tal vez no se le presta la atención necesaria. Me parece muy importante explicar a detalle la importancia que tiene la constancia y la disciplina al momento de invertir; sobre todo en estos tiempos de recuperación económica que estamos viviendo.

¿Por qué es necesario hablar de esto ahora? No podemos negar que la pandemia ha cambiado la perspectiva que teníamos sobre un montón de temas. Esto ha repercutido en que muchas personas se hayan vuelto más precavidas sobre temas como las finanzas y la salud. A su vez, otras personas han visto historias de éxito de personas que “le atinaron a la lotería” y comenzaron a ganar mucho dinero con algún negocio en particular durante el último año; esto puede llevarlas a creer que más vale estar en el lugar y el momento adecuado que prepararse y prevenirse.

En palabras del autor Nassim Taleb, eventos como la pandemia, los atentados del 11 de septiembre o la Primera Guerra Mundial, se denominan “cisnes negros”. Esto hace referencia a eventos de gran impacto socioeconómico, sorpresivos y tan poco probables que prácticamente se pensaban imposibles antes de que sucedieran.

Esto viene a cuento porque, en términos financieros, dar con el próximo Google o Facebook —e invertir en él o descubrirlo— es casi imposible. Es decir, volverte millonario con una sola inversión se convertiría en un “cisne negro». Con esto no quiero decir que eventualmente alguien lo conseguirá, sino que no es práctico buscarlo y mucho menos es apostarlo todo a ello. Lo explico más a detalle.

Soñar es válido, pero no puedes reducirlo todo a esto

Tengo un amigo abogado que me ha contado en diferentes ocasiones su sueño de convertirse en un autor reconocido mundialmente. Probablemente este sueño es compartido por miles de escritores aficionados; todos buscan incansablemente que sus manuscritos lleguen al editor correcto y con ello alcanzar la fama para poder vivir de su arte.

Mi amigo quizá lo logre, o quizá no, y él está consciente de eso. Mientras llega el día —si es que llega—, se dedica a las leyes para ganarse la vida, sin dejar de lado su sueño. En este caso, la persona sabe que lograr esta hazaña será muy poco posible; por eso no la ha convertido en su plan A para sobrevivir. Se esfuerza y hace otras cosas que le permiten escribir en sus tiempos libres, para seguir nutriendo esta meta.

Llevando este ejemplo al mundo inversor, te diría que es válido soñar con encontrar una acción o instrumento que te dé un rendimiento brutal de un día para otro; sin embargo, tu estrategia financiera no puede depender de este sueño. Tienes que trabajar constantemente y de forma disciplinada en diversificar, estudiar el mercado, hacer cambios en tu portafolio, reinvertir, y sobre todo, ser muy paciente, para ver los frutos a largo plazo.

5 días al año: ¿Vale la pena perseguir cisnes negros?

Estadísticamente hablando, en cuanto a acciones en la bolsa, en promedio hay 5 días al año que determinan las ganancias y pérdidas más significativas para una empresa listada en ella. Esto representa un porcentaje del 1.8% donde, teóricamente, podrías “sacarte la lotería” si inviertes y sacas tu dinero en el momento exacto.

Por supuesto, no te recomiendo que persigas este 1.8% al invertir. No sólo es muy poco probable adivinar o predecir el momento exacto de estas subidas y caídas, sino que es poco práctico e históricamente nadie lo ha logrado.

El mercado financiero es una bestia enorme, cuyos movimientos se ven afectados por las acciones y voluntades de millones de participantes. Se vuelve tan impredecible como los propios cracks financieros —las crisis de 1929 y 2008 son otros ejemplos de cisnes negros en la economía mundial—.

El propio Taleb establece en su libro que perseguir a los cisnes negros es una idea no viable; principalmente en el caso de que se busque sacar provecho de ellos. Por el contrario, estudiarlos debe servir para construir un entorno que soporte sus consecuencias negativas; ya que estos cisnes provocan situaciones peligrosas, sobre todo en los entornos financieros.

Aquí viene otro concepto de Taleb que recomiendo mucho estudiar: la “antifragilidad”. Él lo explica mucho mejor en su libro “Antifrágil: las cosas que se benefician del desorden”. Básicamente se trata de la característica de beneficiarse y fortalecerse de los eventos adversos; que no se trata de solidez (soportar los choques sin un daño severo) o resiliencia (resistir y permanecer igual o recuperarse tras una adversidad). Un ejemplo actual sería el efecto de las vacunas. Una pequeña cantidad de un virus, que normalmente nos haría daño, por el contrario nos fortalece y salimos mejor protegidos de esto.

En el terreno de las inversiones, la ejemplificación más comprensible de la antifragilidad es la estrategia de Barbell: la creación de un portafolio con dos extremos bien diferenciados; uno con un riesgo muy alto y volátil, y el otro con un riesgo prácticamente nulo que tenga un rendimiento apenas notable, sin invertir nada en un punto medio.

Con esta clase de portafolio, un inversionista puede verse beneficiado ante un entorno adverso, gracias a la parte de alto riesgo que, en teoría, puede beneficiarse por la volatilidad; mientras que la parte conservadora generará un pequeño rendimiento que compense a la parte agresiva, en tanto no se produzca ningún cisne.

Por supuesto, esto es solo una de las opciones que puedes tomar respecto a tu dinero, en caso de que te interese todo este tema de la incertidumbre financiera y las predicciones.

Con lo que quisiera que te quedaras es que en estos casos no puedes dejar tu futuro a la suerte; incluso al tomar decisiones arriesgadas, como colocar una parte de tu capital en instrumentos altamente especulativos. El estudio y la constancia deben ser parte de tu día a día, y no existe ninguna fórmula mágica para sustituirlos.

Si este tema te interesa como a mí, te invito a leer a Nassim Taleb y su obra, pues su explicación es mucho más amplia y detallada de lo que puedo colocar en este espacio.

cisnes negros | Business Insider Mexico
Por qu̩ no perseguir cisnes negros | Brenda Peralta РBusiness Insider M̩xico

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a más columnistas en nuestra sección de Opinión