• Dar primero, ahorrar después y gastar al final es el mejor consejo financiero que he recibido, y soy un planificador financiero.
  • Doy a los demás porque lo veo como una forma de hacer del mundo un lugar mejor, y creo que aquellos que viven generosamente cosechan mayores recompensas.
  • También doy prioridad a ahorrar para mis metas con el fin de dejar un legado financiero para mi familia, y animo a otros a hacer lo mismo.
  • En términos de gasto, pago por artículos de calidad y experiencias que disfruto.

El concepto de dar primero, ahorrar después y gastar al final ha sido promocionado por muchas publicaciones financieras, y es un concepto por el que personalmente vivo. De hecho, es el mejor consejo económico que he recibido. Me proporciona un sentido de prioridad y equilibrio entre la generosidad hacia los demás, el logro de mis propias metas financieras y el disfrute de la vida.

Así es como lo hago funcionar.

Ser generoso con los demás

La generosidad significa diferentes cosas para diferentes personas. Algunas personas se enfocan en donar a organizaciones benéficas en un horario regular, mientras que otras solo pueden donar de vez en cuando. Otras donan a su iglesia, a una organización benéfica o con un propósito cercano a su corazón, y otras optan por apoyar a un miembro de la familia. Algunas personas dan grandes cantidades, mientras que otras dan lo que pueden.

Dicho esto, no hay una forma correcta o incorrecta de dar a los demás, siempre y cuando se haga con un corazón puro.

Creo que el mundo sería un lugar mucho mejor si todos nos tomáramos un tiempo para pensar intencionalmente y hacer más por los demás. Comprometerse a dar primero nos ayuda a mi familia y a mí a mantener una perspectiva de la vida y a darnos cuenta de que hay muchas personas que pueden necesitar algún tipo de ayuda.

Aún más, creo que cuando ayudas a otros, las cosas buenas regresan a cambio. Una escritura bíblica dice: «La persona generosa prosperará; el que refresca a otros, se refresca».

Ahorrar para alcanzar metas financieras

Soy un gran defensor de los planes de ahorro sistemáticos y la creación de riqueza, pero lo más importante es que conozco mis razones para acumular riqueza. Esta conciencia me ayuda a mantenerme comprometido con mis objetivos de planificación financiera.

El primer objetivo es crear riqueza generacional para mi familia. El significado de riqueza generacional varía de persona a persona. Puede variar, desde dejar millones de dólares a sus herederos, hasta hacer un esfuerzo por dejar una casa familiar (lo que puede crear una situación financiera libre de hipotecas para los herederos).

Además, existen oportunidades durante la vida para crear un impacto financiero para los seres queridos. Como afroamericano al que le gustaría que más familias de color establecieran riqueza generacional, este objetivo es algo que me apasiona en particular.

Los ejemplos pueden incluir los siguientes escenarios hipotéticos:

  • Abuelos apoyando con la matrícula universitaria, lo que ayudaría a su nieto o nieta a no depender de la deuda de préstamos estudiantiles.
  • Padres que pagan el monto total por el día de la boda, lo que podría liberar efectivo disponible para que su hijo o hija deposite un pago inicial mayor en una casa.
  • Un padre establece un negocio muy exitoso y capacita a su hijo o hija para que eventualmente dirija la empresa como parte de un plan de sucesión.
  • Un padre genera una cantidad considerable de ingresos por alquiler al ser propietario de varias propiedades, pero decide detener este trabajo cuando se jubila. El hijo o hija toma posesión de las propiedades, que no solo tienen un alto valor patrimonial, sino también fuentes confiables de ingresos.
  • Un abuelo que murió recientemente deja una herencia sustancial. El nieto o nieta ahora tiene capital inicial para iniciar su propio negocio con una alta probabilidad de éxito debido al apoyo financiero recibido.

Otro de mis objetivos de ahorro es jubilarme cómodamente, lo que defino como tener una cantidad adecuada de dinero para hacer las cosas que realmente disfruto y no preocuparme por los gastos (por ejemplo, los posibles costos de atención médica). La definición de éxito de la jubilación de cada individuo es diferente. «Retirarse cómodamente» es así como lo describo. Mi objetivo final en la jubilación es realmente tener tranquilidad cuando se trata de dinero.

Gastar y disfrutar la vida

Incluso con los dos primeros puntos que anoté en este artículo, llega un momento en el que todavía tenemos que gastar algo de dinero y disfrutar de la vida. El mañana no está prometido a nadie, por lo que es importante que todos vivamos la vida al máximo todos los días.

A pesar de ser la última acción en la secuencia de dar, ahorrar y gastar, todavía me aseguro de gastar dinero en artículos de calidad cuando sea apropiado. Seamos realistas: los artículos y las experiencias cuestan dinero (a veces mucho dinero) en este mundo, por lo que definitivamente hay un momento en el que finalmente tenemos que gastar. Solo me aseguro de ser siempre responsable al gastar en cosas que realmente me importan personalmente (como actividades familiares y vacaciones, alimentos saludables y fitness).

Martin A. Scott, CFP, es el fundador y planificador financiero de Lasting Wealth Principles , una firma de planificación financiera integral .

AHORA LEE: 4 lecciones de ahorro del Kakebo, el arte japonés que te enseña que no se trata de gastar menos, sino de gastar mejor

TAMBIÉN LEE: Ante la quiebra de Banco Ahorro Famsa, ¿es necesario actualizar el monto que cubre el seguro de depósito bancario?

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram, LinkedIn y Twitter.