Simon Dalgleish

Simon Dalgleish

Simón Dice

El tema m√°s hablado en los medios durante las √ļltimas semanas ha sido el conflicto armado entre Rusia y Ucrania, y no es para menos. Se trata de una situaci√≥n cr√≠tica afectando inocentes; se est√°n perdiendo vidas humanas, y no hay mucha certeza sobre su evoluci√≥n, consecuencias, si se involucrar√°n m√°s pa√≠ses o cu√°ndo podremos ver una resoluci√≥n.

Gran parte de las noticias econ√≥micas sobre el caso se refieren a la ca√≠da del valor del rublo ‚ÄĒla moneda rusa‚ÄĒ y la salida de capitales del pa√≠s; adem√°s, se habla de las afectaciones en los tratos comerciales tanto con Rusia como con Ucrania. Se trata en general de un problema de enormes dimensiones que est√° afectando todos los aspectos de la vida diaria, ¬Ņpero c√≥mo se conecta todo esto con la tem√°tica de este espacio?

Hoy quiero abordar algunos puntos que considero son importantes conocer para cualquier persona interesada en el mundo de las inversiones, y que quizá no son tan obvios o no han tenido tanta cobertura en los medios. De igual forma, hablar sobre algunos de los mitos y suposiciones sin fundamento que algunas personas suelen tener sobre los conflictos armados y su relación con la economía.

Antes de abordarlos, quisiera aclarar que esta opini√≥n no pretende ser un an√°lisis exhaustivo de lo que est√° ocurriendo ahora mismo, ni explicar ‚Äúla verdad‚ÄĚ detr√°s de todo esto; por el contrario, es apenas una peque√Ī√≠sima fracci√≥n de un complejo problema sociopol√≠tico que sigue en desarrollo y sobre el cual incluso las personas m√°s expertas s√≥lo pueden especular.

El peso del conflicto en el panorama mundial

Quiz√° la primera pregunta de muchos sobre este conflicto fue ¬Ņpor qu√© se habla tanto de √©l, pero se ignoran otras cat√°strofes y guerras? La respuesta corta (as√≠ lo requiere un espacio como √©ste, donde no hacemos an√°lisis geopol√≠tico), es que Rusia tiene armas nucleares y la posibilidad de que las cosas escalen al nivel que decidan usarlo es sumamente preocupante para toda la poblaci√≥n del planeta.

Además, Rusia es una gran potencia en el mercado petrolero, y adicionalmente Rusia y Ucrania son grandes productores de granos como el trigo, que distribuyen a muchos países. Estos hechos hacen que el precio de ambos pueda subir, agravando una tasa de inflación que ha sido preocupante desde hace varios meses.

Todo esto te puede dar una idea de por qu√© es importante a nivel global, ¬Ņpero qu√© hay de nuestras finanzas personales y el d√≠a a d√≠a desde este lado del mundo? Vamos a ello.

¬ŅEsto impactar√° mi bolsillo? ‚ÄĒLa respuesta corta es s√≠

El principal impacto de esta situación estará en el precio del petróleo. Una gran parte del comercio de combustibles fósiles de Rusia se da con la Unión Europea; si se corta el suministro de petróleo, su precio comenzará a dispararse, y ya mismo se habla de la posibilidad de rebasar los 150 dólares por barril.

Un aumento en su precio, además de las consecuencias macroeconómicas que trae consigo, impactarán en la economía de las personas comunes: el alza de precios en todo tipo de mercancías puede llegar a ser muy severo, y es algo que pocas economías podrían soportar (sobre todo cuando apenas nos estamos recuperando de la pandemia). Si a esto sumamos también el aumento en el precio del gas natural, los problemas comienzan a multiplicarse para la ciudadanía.

Otro posible impacto, muy visible para los ciudadanos de a pie, serán los granos, y más concretamente el trigo. Tanto Rusia como Ucrania son grandes productores de este cereal, y una gran cantidad de empresas dependen de sus transacciones con estos países; los futuros del trigo ya se encuentran en niveles máximos, y en el corto plazo es posible que veamos un incremento en el precio del pan, la cerveza y otros productos derivados.

Como mencionaba hace un tiempo, los commodities son un instrumento muy vol√°til que no es para todo mundo. Si los consideraste dentro de tu portafolio para este a√Īo, la recomendaci√≥n es mantener la calma y ser moderados: es cierto que se est√°n alcanzando niveles muy altos en sus precios, pero recuerda que esto puede revertirse de un momento para otro.

No es momento de especular, sino de ser conservadores con ellos, y como siempre advertimos en este espacio, si ya est√°s viendo la ola es porque ya es demasiado tarde y no es buena idea que intentes subirte a ella.

La falacia de la ventana rota

A nivel popular está muy extendido el mito de que las guerras estimulan la economía, y que al final la producción y recuperación económicas rebasan los índices previos al conflicto. Quienes sostienen este dicho, aseguran que la producción industrial y el consumo ayudan a crear más empleos y esto ayuda a mejorar las condiciones económicas de los países; es cierto que la producción balística crece en tiempos así y generan empleos, pero a su vez los recursos destinados a este fin bien podrían dar empleo en otras industrias, como los servicios, el ocio o el campo.

Los ejemplos de estos casos abundan: la Guerra de los 100 A√Īos entre Francia e Inglaterra fren√≥ el comercio entre estos pa√≠ses y estanc√≥ sus econom√≠as. Aunque los conflictos se desarrollaron en suelo franc√©s, este pa√≠s se vio un poco menos afectado debido a su comercio con otras naciones, mientras que los ingleses pasaron tiempos muy severos de los cuales les cost√≥ trabajo recuperarse.

En un caso m√°s reciente podemos mencionar la Guerra de Vietnam, un conflicto que adem√°s de controvertido, le cost√≥ a Estados Unidos una cantidad abrumadora de dinero. El costo diario de la guerra, tanto en armamento como en la log√≠stica de mantener a los hombres en el combate, exced√≠a por mucho el presupuesto para otras √°reas, como la educaci√≥n. Por su parte, aunque Vietnam result√≥ ganador del conflicto, perdi√≥ una gran cantidad de su infraestructura industrial y de transporte, viviendas, escuelas, hospitales, y una parte importante de sus recursos naturales quedaron da√Īados de forma irreversible, afectando la salud de la poblaci√≥n.

Algunos estudios sobre conflictos pasados alrededor del mundo se√Īalan que si bien al comenzar las guerras existen ca√≠das en la econom√≠a (que en promedio oscilan entre 4 y 6%), despu√©s de un tiempo, regularmente 12 meses, tras las oscilaciones y los ajustes del mercado, hay un crecimiento que puede equilibrar estas p√©rdidas. En este momento es dif√≠cil hacer una predicci√≥n de este tipo, ya que el problema sigue en desarrollo y no hay indicios de que se alcance una soluci√≥n a corto plazo, a pesar de las reuniones para tratar de llegar a acuerdos.

Como puedes apreciar, la guerra es una situaci√≥n indeseable en todo sentido, y en donde los ciudadanos no ganan nada, sin importar del lado en el que se encuentren. Adem√°s de seguir de cerca el conflicto, manteng√°monos atentos a cualquier acci√≥n, por peque√Īa que sea, que podamos hacer para ayudar a quienes est√°n envueltos contra su voluntad en este conflicto.

conflictos bélicos | Business Insider Mexico
Conflictos bélicos y su impacto financiero | Brenda Peralta РBusiness Insider Mexico

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n