Ivonne Vargas

Ivonne Vargas

Laberinto Laboral

Las empresas se enfrentan a variados desaf√≠os en el proceso de vivir el regreso a las oficinas, pero hay un elemento que las unifica: 54% de los l√≠deres de recursos humanos, a nivel global,  reconoce que sus empleados est√°n fatigados tras dos a√Īos de continuo cambio, de acuerdo con datos de la encuesta ‚ÄėTendencias de Recursos Humanos y prioridades para 2022‚Äô, elaborada por Gartner.

Un colaborador cansado, incluso asustado por su futuro laboral, demanda comunicaci√≥n asertiva. Pero cuando pregunto sobre este tema a empleados de diversas organizaciones, y niveles,  la respuesta casi autom√°tica se centra en jefes que imponen; no preguntan, asumen.

Moverse hacia una comunicación efectiva

Para ahondar en el ¬Ņc√≥mo?, recurr√≠ a Mar√≠a Elena Garassini, psic√≥loga y experta en ciencias del bienestar. El punto de partida de una comunicaci√≥n positiva es denotar inter√©s por lo que sucede con la persona, dar una retroalimentaci√≥n usando una palabra o acci√≥n positiva, y una propuesta para resolver el problema latente.

¬ŅEsta f√≥rmula se aplica en tu lugar de trabajo? 

La respuesta es ‚Äėno‚Äô si lo que observas en este momento es un lenguaje coactivo o manipulativo para inducir miedo, culpa, verg√ľenza en los equipos de trabajo, refiere Garasinni, autora del libro ‚ÄėPsicolog√≠a Positiva y Comunicaci√≥n no Violenta‚Äô,  

De ah√≠ parte el hecho de que la responsabilidad, las emociones positivas y el engagement, se conviertan en parte de lo implementado d√≠a con d√≠a, ‚Äúpara que se vaya percibiendo como algo normal‚ÄĚ. 

Cuando los jefes se conducen de esa manera, pierden la atenci√≥n de los empleados, lejos de clarificar sus necesidades, sentimientos, percepciones y peticiones. 

El resultado es que el conflicto se perpetua, en vez de disiparse. 

Para girar esa situaci√≥n, hay que empezar por plantear y recibir ‚Äėemp√°ticamente‚Äô la informaci√≥n que acompa√Īa una conversaci√≥n. Si se observa que el jefe es incapaz de ‚Äėconectar‚Äô, el empleado puede ayudar al tratar de comprender ¬Ņpor qu√© la cerraz√≥n de la otra persona?, y hacer preguntas para tener m√°s informaci√≥n y ‚Äėcasi‚Äô sentir qu√© le molesta en extremo a la otra persona. 

Esto no significa estar de acuerdo con la otra persona, eso ser√≠a simpat√≠a. Observar, escuchar qu√© intesifica el comportamient de la otra persona, es empat√≠a. 

Garasinni me comparte un ejemplo de comunicaci√≥n positiva, interesante por su practicidad y por qu√© es un hecho que -seguro- hemos enfrentado. 

Di√°lgo del jefe: ‚ÄėSiempre est√°s a destiempo con tus actividades‚Äô. 

Respuesta del colaborador: (antes de explotar) trata de alejarte -un momento- de la situaci√≥n para entender c√≥mo dar una respuesta el lugar de inter√©s, no del enojo. Por ejemplo: ‚Äėvaloro que tengamos tiempo para esta retro, quiero comenzar por explicar qu√© me limita a estar a tiempo‚Äô.

Observaci√≥n, como puede el jefe plantear su enojo: ‚Äúlas pasadas tres veces has llegado despu√©s de la hora que acordamos a esta junta‚Äô. 

En opini√≥n de Mar√≠a Elena Garassini, esta simple modificaci√≥n en la comunicaci√≥n cambia la forma en la que el receptor recibe la informaci√≥n. Es decir, no la recibe con violencia ni a manera de imponencia. 

Hay cinco elementos que ‚Äėobstaculizan‚Äô la comunicaci√≥n asertiva. Es interesante analizar cu√°l de ellos prevalece en nuestras conversaciones cotidianas, generando un impacto negativo: 

  • Juzgar: suponemos una actitud err√≥nea por parte de quienes no comparten nuestros valores. 
  • Ordenar: no dar opci√≥n a los dem√°s de decir que no, o de negociar.
  • Diagnosticar: esto significa usar palabras que indican que la persona tiene defectos.
  • Comparar: calificarnos con base en las caracter√≠sticas de alguien m√°s.
  • Exigir: los deber√≠as. Usar frases que implican que estoy mal, o que la otra persona lo est√°. 

Con base en estos aspectos, ¬Ņc√≥mo evaluar√≠as hoy la forma en que te comunicas?

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n