• Los antidepresivos pueden ser efectivos en el tratamiento de la depresión moderada, severa o crónica.
  • Este medicamento también es útil para tratar el dolor crónico y ciertos trastornos de ansiedad.
  • Estos es lo que necesitas saber de los diferentes tipos de antidepresivos y cómo usarlos.
  • Esta nota fue revisada por el psiquiatra y director de Pacific Brain Health Center, David A. Merrill.

Los antidepresivos son efectivos para ayudar a tratar los síntomas de la depresión moderada a severa. 

Aproximadamente una de cada 10 personas mayores de 12 años en Estados Unidos los toma. De hecho, de 1999 a 2014, el uso de antidepresivos aumentó en un 64%, informó la Asociación Americana de Psicología (APA).

Existen algunos tipos diferentes de antidepresivos, y algunos funcionan mejor para ciertas personas. Esto es lo que debe saber sobre la seguridad y la eficacia de estos medicamentos y si son adecuados para ti.

¿Qué son los antidepresivos?   

Los medicamentos antidepresivos se recetan para tratar y aliviar los síntomas de la depresión moderada a severa. También pueden ser útiles para tratar los trastornos de ansiedad como el trastorno de pánico, el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y el dolor crónico.

¿Cómo funcionan los antidepresivos? 

No se sabe con precisión cómo funcionan, pero se cree que ayudan a equilibrar los neurotransmisores del cerebro. Estas son las sustancias químicas que transportan señales entre las células nerviosas o neuronas del cerebro y regulan la salud física y emocional. 

Específicamente, los neurotransmisores serotonina y noradrenalina (también conocidos como noradrenalina) están asociados con la emoción y el estado de ánimo. La serotonina, que mejora la comunicación entre las neuronas, afecta sus sentimientos de felicidad y bienestar, mientras que la noradrenalina afecta su energía y estado de alerta. 

Algunas investigaciones sugieren que las personas con depresión pueden producir niveles más bajos de estos neurotransmisores, o puede haber una alteración en las señales entre las neuronas. 

Los antidepresivos evitan que estos neurotransmisores se reabsorban en las neuronas del cerebro y, como resultado, pueden transmitir mejor los mensajes entre las neuronas. 

A su vez, un mayor nivel de neurotransmisores puede ayudar a mejorar la comunicación entre las neuronas, lo que puede ayudar a regular su estado de ánimo y aliviar los síntomas de depresión, ansiedad o dolor crónico.  

Tipos de antidepresivos 

Hay tres tipos o clases principales de antidepresivos:

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) 

Los ISRS son los antidepresivos más comúnmente recetados para personas con depresión. Funcionan al bloquear la absorción de la serotonina en las neuronas. Esto aumenta el nivel de serotonina del cerebro y mejora la comunicación entre las neuronas, lo que mejora el estado de ánimo. 

  • Celexa (citalopram)
  • Lexapro (escitalopram)
  • Paxil (paroxetina)
  • Prozac (fluoxetina) 
  • Zoloft (sertralina)

Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN) 

Los IRSN son nuevos tipos de antidepresivos que tratan la depresión y los trastornos de ansiedad. A veces se recetan si los ISRS no han sido efectivos. Funcionan bloqueando la reabsorción de serotonina y noradrenalina en las neuronas del cerebro. 

  • Pristiq (desvenlafaxina)
  • Fetzima (levomilnacipran)
  • Platillo (duloxetina)
  • Effexor XR (venlafaxina)

Antidepresivos tricíclicos (TCA) 

Los TCA han estado en el mercado durante más tiempo, desde la década de 1950, y pueden causar más efectos secundarios. Por lo general, se recetan solo cuando otros antidepresivos no han sido efectivos. 

Los TCA también funcionan al evitar que la serotonina y la noradrenalina se unan con ciertos receptores en las neuronas. Ejemplos incluyen:

  • Anafranil (clomipramina)
  • Tofranil (imipramina)
  • Elavil (amitriptilina)
  • Pamelor (nortriptilina)
  • Sinequan (doxepina)

¿Funcionan los antidepresivos?  

La investigación ha encontrado que alrededor del 40% al 60% de los adultos que toman antidepresivos notaron una mejora en sus síntomas de depresión en seis a ocho semanas. 

Sin embargo, los mismos estudios también han encontrado que alrededor del 20% al 40% de los adultos que tomaron un placebo también notaron una mejora en sus síntomas en el mismo período de tiempo. 

Esto puede deberse a que la efectividad de los antidepresivos varía entre las personas que los toman. 

Aunque se ha encontrado qué tipos específicos de antidepresivos son más efectivos que otros. En un estudio de 2018 publicado en The Lancet, los investigadores analizaron 21 antidepresivos recetados a más de 116,000 adultos con depresión mayor y descubrieron que todos eran más efectivos que los placebos. 

Se halló que algunos antidepresivos, como Cymbalta y Elavil, eran dos veces más efectivos que los placebos, mientras que otros, como Prozac y Anafranil, eran aproximadamente tres veces más efectivos.

No se sabe por qué, pero algunas personas responden mejor a ciertos antidepresivos que a otros. 

«Incluso los mejores tratamientos que tenemos no funcionan para todos», dice Daniel Strunk , PhD, profesor asociado de psicología en la Universidad Estatal de Ohio. «Aquellos que consideren medicamentos antidepresivos deben saber que probar un antidepresivo a menudo implica probar más de un medicamento».

Además, algunas personas con depresión no necesariamente necesitan antidepresivos. Por ejemplo, Strunk dice que se ha encontrado que la terapia cognitiva conductual es tan efectiva como la medicación antidepresiva, incluso para personas con síntomas moderados a severos. 

Si tiene síntomas depresivos leves a moderados, Strunk recomienda primero considerar otros tratamientos como la psicoterapia o un programa de ejercicios

Efectos secundarios de los antidepresivos

Alrededor del 63% de las personas que toman antidepresivos experimentan al menos un efecto secundario, especialmente durante las primeras dos semanas. Los ISRS generalmente tienen menos efectos secundarios que otros tipos.

Los TCA tienen la mayoría de los efectos secundarios y un mayor potencial de sobredosis porque tienen un índice terapéutico estrecho, lo que significa que la dosis prescrita es cercana a la dosis tóxica. 

Debido a que los medicamentos antidepresivos pueden aumentar los pensamientos y el comportamiento suicidas en personas menores de 25 años, la FDA exige que todos tengan advertencias de recuadro negro, que son las advertencias más estrictas para los medicamentos recetados.

Estos son algunos de los efectos secundarios comunes:

ISRS e IRSN

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Somnolencia 
  • Insomnio
  • Nerviosismo
  • Mareo
  • Deseo sexual reducido
  • Aumento de pensamientos o comportamientos suicidas, especialmente para jóvenes menores de 25 años.

TCA

  • Somnolencia
  • Estreñimiento
  • Visión borrosa
  • Boca seca
  • Mareo al ponerse de pie debido a una caída de la presión arterial.

Cómo usar los antidepresivos de manera segura 

Generalmente se toman diario durante al menos un año. Puede tomarlos de dos a tres semanas para comenzar a experimentar sus beneficios. Incluso si comienza a sentirse mejor, debes continuar tomándolos según lo prescrito por su médico. 

Aunque los antidepresivos no son adictivos es importante dejar de tomarlos gradualmente reduciendo la dosis. Suspenderlos repentinamente podría causar el síndrome de descontinuación de antidepresivos, con síntomas similares a los de la abstinencia, como malestar, náuseas y mareos.

Si tu médico te receta antidepresivos, debes crear un plan de tratamiento y consultarlos antes de ajustar su dosis. Además, para tomar antidepresivos de manera segura, debe tener en cuenta lo siguiente: 

  • Los antidepresivos pueden desencadenar episodios maníacos en personas con trastorno bipolar.
  • Las personas mayores de 65 años pueden tener un mayor riesgo de caídas, fracturas y pérdida ósea.
  • Aunque los riesgos de defectos de nacimiento son bajos para la mayoría de los antidepresivos, Paxil (paroxetina) y Anafranil (clomipramina) generalmente no se recomiendan para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia debido a la pequeña posibilidad de un defecto cardíaco fetal.

¿Esta información te fue de utilidad? Escríbenos a editorial@businessinsider.mx tus dudas o comentarios sobre el tema.

AHORA LEE: ¿La depresión es genética? Esta enfermedad es causada por una combinación de factores genéticos y ambientales

TAMBIÉN LEE: 4 formas respaldadas por la ciencia para hacer frente a la depresión por desempleo, y si sientes que también perdiste tu sentido de propósito

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram Twitter