• Que si te cobran mucho, que si no sabes cuánto es, son dudas que muchos de los asegurados enfrentan a la hora de hacer uso de sus pólizas.
  • Para aprovechar al máximo el dinero que inviertes en un seguro es fundamental conocer cómo funcionan los deducibles.
  • Un deducible es básicamente una parte que se “sustrae” del pago que hace la aseguradora por la pérdida sufrida por el asegurado.

Cuando hablamos de seguros, uno de los conceptos que algunas veces quedan poco claros es el deducible. Que si te cobran mucho, que si no sabes cuánto es, son dudas que muchos de los asegurados enfrentan a la hora de hacer uso de sus pólizas. 

Pero, para aprovechar al máximo el dinero que inviertes en un seguro es fundamental conocer cómo funcionan los deducibles asociados con una póliza y cuándo se presenta una reclamación.

¿Qué es un deducible?

De acuerdo con el Insurance Information Institute, un deducible es básicamente una parte que se “sustrae” del pago que hace la aseguradora por la pérdida sufrida por el asegurado.

Según los expertos de Quálitas, el pago de deducible se hace en diversos tipos de pólizas, de gastos médicos mayores, de vivienda y de automóvil. En el caso de los seguros para vehículos, en daños materiales, cada compañía de seguros cuenta con su propia tabla de deducibles acordes al plan de aseguramiento contratado. 

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), el porcentaje del deducible se fija en función al número de siniestros que se registran y la cantidad de dinero que en un periodo (regularmente un año) pagaron las aseguradoras por los eventos en promedio.

Otro dato importante sobre el deducible es que se trata de un porcentaje fijo, por lo que no importa el valor de la reparación del desperfecto tras un siniestro, la aseguradora debe recibir el deducible y cubrir lo que falta.

Por ejemplo, los seguros para auto generalmente manejan un deducible de 5% del valor del vehículo sobre daños y 10% si es pérdida total. Si tu auto cuesta 250,000 pesos y en un choque sufre daños por 50,000 pesos, tú solo deberás pagar 12,500 pesos y lo demás correrá a cuenta de la aseguradora; sin embargo, en caso de que los daños sean por un costo de 9,000 pesos, de todos modos el monto a pagar del asegurado seguirá siendo 12,500 pesos. 

¿Cómo se calcula el deducible?

Cada compañía de seguros tiene sus propios lineamientos para establecer cuánto es lo que se va a establecer por concepto de deducible. Según la Condusef, cada aseguradora determinará este monto luego de hacer un análisis de costos de la póliza y también al calcular el valor del vehículo asegurado. 

Las aseguradoras pueden tomar en cuenta el valor comercial del vehículo o el valor factura, todo dependerá de la aseguradora. Por ejemplo, si tu deducible se estableció en un 5% del valor comercial del auto, y este es de 250,000 pesos, tu obligación de pago en caso de un siniestro es de 12,500 pesos. 

Por eso es importante que antes de contratar, lo más recomendable es que compares precios y escojas lo mejor para tu propio caso, tomando en cuenta tu auto y tus necesidades.

Ser un conductor responsable conlleva invertir en tu seguridad y la de terceros con el paquete de aseguramiento que más se adapte a tus necesidades, pero también conocer a fondo cuáles son las implicaciones y los montos fijados para el pago del deducible. 

AHORA LEE: Espejos, faros y otras de las autopartes más robadas en México

TAMBIÉN LEE: Mantener la calma, llamar al seguro y otras acciones que debes seguir luego de un choque automovilístico

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter