• La nueva serie documental de Netflix "(Un) Well" profundiza en varios subconjuntos de la industria del bienestar, incluido el sexo tántrico: sexo lento que se centra en el placer de todo el cuerpo y la atención plena.
  • El sexo tántrico es una práctica inspirada en la antigua espiritualidad india, y los defensores dicen que puede hacerte tener los mejores orgasmos y sexo de tu vida.
  • Pero la práctica se ha visto empañada por acusaciones de agresión sexual y el uso de la promesa de iluminación sexual para manipular a los seguidores.

Cuando Sasha Cobra, una sanadora tántrica del sexo y la energía, coloca sus manos sobre el vientre de un hombre y las mueve hacia arriba y hacia abajo a lo largo de todo su cuerpo, él gime y su estómago se convulsiona.

El hombre, que dijo que se sentía cohibido mientras tenía relaciones sexuales con su esposa, gruñó y convulsionó un poco más, con lágrimas rodando por sus mejillas. Luego dijo que se sintió como si hubiera pasado por un exorcismo y es una persona nueva.

«Simplemente sientes esta ola de energía recorriendo tu cuerpo. Había chispas saliendo de mis dedos», le dijo a la cámara en un episodio de la nueva serie documental de Netflix «(Un) Well».

Cobra explica que tiene mucha experiencia en «tratar» a las personas con lo que ella llama «curación orgásmica», usando sus manos para «liberar» la energía reprimida en su cuerpo para que puedan estar más en contacto con su sexualidad.

Su trabajo es una rama del sexo tántrico, la filosofía de 115 años de antigüedad, de sexo lento que se centra en el placer de todo el cuerpo y la atención plena.

Pero, como establece la serie, los estudiosos del «tantra», la antigua filosofía india de la que se deriva, dicen que no tiene nada que ver con la técnica sexual y más que ver con los occidentales que usan mal las palabras en hindi.

Esa es una acusación formulada por personas que también han asistido a retiros sexuales tántricos. En el episodio, Saskia Mahler, una mujer que asistió a un retiro sexual tántrico en Tailandia, dijo que el líder del retiro la violó. Ella dijo que él le dijo que solo podía curarla con una técnica usando el «lingham», que resultó ser la palabra sánscrita para pene.

¿Qué es el sexo tántrico?

sexo tántrico
La entrenadora de intimidad Michaela Boehm instruye a una mujer a masajear los pies de su esposo para crear una mayor sensación de intimidad en su relación | Netflix

La antigua espiritualidad india inspiró el sexo tántrico, un concepto que el filósofo Pierre Bernard trajo a los Estados Unidos en 1905 cuando fundó Tantrik Order of America.

«Tántrico» se deriva de la palabra hindú «tantra», que literalmente significa «técnica», según David Gordon White, profesor de religiones comparadas en la Universidad de California, Santa Bárbara, que apareció en el episodio de Netflix.

En los retiros sexuales tántricos y las sesiones individuales, los estudiantes aprenden prácticas de atención plena y las aplican de manera sexual con sus parejas o para sí mismos. Durante estas sesiones, se les dice a los estudiantes que se concentren en las sensaciones de placer, que pueden tomar muchas formas además del orgasmo, que a menudo se considera el objetivo final del sexo.

Pero no hay una sola forma de practicar el sexo tántrico, y diferentes maestros emplean diferentes métodos para ayudar a sus estudiantes a conectar sus mentes con sus cuerpos.

Puede implicar respirar en sincronía con su pareja, mantener el contacto visual durante el sexo y concentrarse en la conexión profunda que sienten el uno con el otro. Si quieres tener una experiencia de sexo tántrico en solitario, puedes crear el ambiente con velas, experimentar con el tacto en diferentes áreas de tu cuerpo o permitirte hacer los ruidos que desees.

Según la educadora sexual Emily Nagowski, quien también apareció en el episodio «(Un) Well», adoptar este enfoque lento y consciente del sexo y la sexualidad es lo que permite a algunas personas tener orgasmos más intensos e incluso de cuerpo completo.

No es que el sexo tántrico en sí mismo cree orgasmos de cuerpo completo, dijo Nagowski. Pero el sexo tántrico obliga a una persona a sintonizarse con todo su cuerpo, y eso puede «liberar los obstáculos que el trauma ha creado entre una persona y el placer que su cuerpo es capaz de experimentar», dijo.

Los eruditos dicen que el verdadero tantra no tiene nada que ver con el sexo, y esto es una apropiación occidental

El tantra, en la antigua India, se usó originalmente para controlar la energía de demonios y, a veces, involucraba beber fluidos corporales sexuales, que se pensaba que hacían a los hombres inmortales.

Bernard vio el sexo como una forma de ponerse en contacto con su lado espiritual, a pesar de que es solo una pequeña parte de las antiguas prácticas tántricas, dijo White en el episodio «(Un) Well».

El sexo tántrico que se enseña hoy tampoco se basa en escrituras tántricas antiguas, dijo White.

Por esa razón, quienes estudian el verdadero tantra a menudo se refieren al sexo tántrico como «neotantra» y muchos ven el sexo tántrico como una apropiación cultural.

Bernard salpicó temas y palabras de las antiguas prácticas del tantra en su nueva práctica del sexo tántrico. «Yoni», por ejemplo, significa «divino femenino» en sánscrito, pero se usa para referirse a los genitales femeninos en el mundo del sexo tántrico.

Las sesiones implican meditar, gemir y reír

(un) Well Netflix
Sasha Cobra hace una «curación orgásmica» en un cliente | Netflix

En una escena de «(Un) Well», las participantes del taller de sexo tántrico para mujeres de Cobra reciben instrucciones de sentarse con las piernas cruzadas, cerrar los ojos y concentrarse en las sensaciones que las superan, similar a una práctica de meditación.

Luego Cobra les dijo que liberaran físicamente cualquier emoción que sintieran. Pronto, toda la habitación se llenó de mujeres balanceándose de lado a lado, riendo, gimiendo y llorando.

Después de la sesión de Cobra, una mujer dijo que se sentía más en contacto con su cuerpo y su sexualidad.

AHORA LEE: 8 consejos para tener mejores y más intensos orgasmos, según expertos en sexo

TAMBIÉN LEE: Por qué no deberías creer que la película 365 DNI es amor, cuando en realidad es violencia

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram Twitter