• Desde que inició el trabajo remoto, muchos usuarios hemos tenido que lidiar con los días en que el WiFi no coopera.
  • Siempre puedes aplicar la vieja confiable de apagar y prender el router, pero hay otras posibles soluciones.
  • Revisa si tu router está en el mejor lugar o si cubre con tus necesidades.

Desde que inició el trabajo remoto, muchos usuarios hemos tenido que lidiar con los días en que el WiFi no coopera y nos deja congelados en una videollamada de trabajo.

Más de una vez los responsables los servicios de internet nos dejaron en el teléfono para poder resolver por qué el servidor dejo de funcionar.

1. Comprueba la conexión de tu WiFi con otros dispositivos

Antes de culpar a la compañía, verifica que no sea tu Smart Tv, la computadora o tu smarthphone el que no puede conectarse. Para esto, intenta conectar tus dispositivos y verifica que en todos funcione correctamente.

Si todos los dispositivos no funcionan, entonces sí es probable que el problema venga desde el router o la compañía. Si solo es el dispositivo que usas, verifica la conexión con este, intenta reiniciarlo y conecta una vez más.

2. Revisa que la tarjeta de red funcione y esté actualizada

El problema también puede residir en la tarjeta de red de tu PC o dispositivo. Para solucionarlo ve a configuración de la computadora, desactiva y vuelve a activar.

En Windows, puedes revisar si los controladores de la tarjeta se actualizaron en el administrador. En caso de que no lo esté, debes buscar una actualización.

Con Mac, puedes utilizar la funci´ón de actualización de software y comprobar si hay alguna disponible para el sistema operativo, procede a ejecutarla.

Si la tarjeta de red es antigua o está estropeada, una posibilidad puede ser la de comprar una externa, lo que mejoraría la recepción de la señal wi-fi.

3. Realiza un diagnóstico de tu red WiFi

En los sistemas Windows y Mac existen funciones que permiten hacer un diagnóstico de red, para buscar errores y corregirlos automáticamente.

En Windows basta con hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el
icono de conexión en la pantalla y luego ejecutar la opción «Solución de problemas».

Para Mac cierra todas las aplicaciones abiertas e intenta conectarte a la red
manteniendo pulsada la tecla Option. Una vez hecho esto, haz clic en el icono de estado de la red WiFi en la barra de menú y elige la opción: «Abrir Diagnóstico Inalámbrico».

4. Utiliza un cable ethernet o cambia el canal WiFi del router

Evalúa el estado de la red al conectarte directamente al router con un cable Ethernet; si esta operación mejora o restablece la conexión, es probable que haya problemas con tu tarjeta de red WiFi, o que algo interfiera con su señal.

Si es el último caso, la solución es cambiar el canal de WiFi de router. Para ello, introduce la dirección IP en la barra de direcciones que suele corresponder a 192.168.1.1.

Después accede al menú de configuración del dispositivo con
las credenciales correspondientes (Admin y password). Cambia en la configuración el canal de radio de la banda de frecuencia de 2.4 GHz (eligiendo uno entre 1, 6 y 11) y el canal de radio de la banda de frecuencia de 5 Ghz.

Recuerda que no todos los routers tienen el mismo menú de configuración.

5. Comprueba la recepción WiFi

Si la conexión junto al router es buena, pero se debilita cuando te alejas de él, optimiza la ubicación del router.

6. Cambia los DNS

Elegir los mejores servidores del Sistema de Nombres de Domino (DNS) permite optimizar la navegación y aumentar la velocidad.

El portal Selectra recomienda añadir los siguientes códigos en la configuración del navegador (en la sección DNS): 8.8.8.8 y/o 8.8.8.1 que corresponden a los DNS de Google.

7. Vacía el caché del DNS

Los sistemas operativos como Windows y MacOS memorizan las direcciones ya visitadas y las ya resueltas. Por ello, siempre se recomienda borrar los datos almacenados, tanto por ciberseguridad como por velocidad de navegación.

8. Apaga y enciende el router

Si ya probaste todo lo demás y no se puede, recurre a la vieja confiable de apagar y encender el router. La causa del mal funcionamiento puede estar en un problema de línea, o de comunicación con su
ISP (Proveedor de Servicios de Internet).

Intenta también desconectarlo de la corriente eléctrica.

9. Haz un test de velocidad

Si de plano ya probaste todo, la lentitud puede atribuirse a tu compañía. Realiza un test de velocidad, tanto en descarga como en subida. Cuanto más altas sean estas velocidades, mejor será el rendimiento de la red.

La velocidad media de la fibra óptica FTTH puede alcanzar hasta 2500 Mbps en descarga y 300 Mbps en subida, mientras que para un ADSL antiguo es de un máximo de 20 Mbps en descarga y 1 en subida.

10. Pregúntate si tu router realmente cubre tus necesidades

No es lo mismo un router para una persona que solo lo necesita para ver series y ocasionales videollamadas, que para una familia de cuatro personas con clases en línea, cientos de juntas y todos los servidores de streaming.

Si experimentas varias caídas en tu red, tómalo en cuenta y evalúa opciones a la medida.

AHORA LEE: Tu jefe acaba de seguirte en las redes sociales: aquí hay 5 formas de comenzar a mantener los límites personales en línea

TAMBIÉN LEE: La mitad de los reclutadores se la pensarían dos veces antes de llamar a alguien sin un perfil en redes sociales

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitter y Youtube

AHORA VE: