• En los primeros meses del año, las familias deben enfrentar las deudas y la insuficiencia económica debido a los malos manejos financieros hechos en diciembre.
  • Entre bonos, aguinaldo, fondos de ahorro y salario, los trabajadores mexicanos reciben en diciembre entre el 25 y 40% de sus ingresos anuales y es por eso que este periodo es cuando se enfrentan las peores tentaciones de gasto.
  • Esta pandemia por Covid-19 y la temida cuesta de enero están lejos de ser la combinación perfecta; sin embargo, son una realidad para millones de personas en México y el mundo.
 

Cada año, a principios de enero, algunos mexicanos sufrimos un fenómeno denominado cuesta de enero; se trata del periodo posterior a las fiestas decembrinas en donde debemos afrontar las deudas adquiridas a fin de año.

Es aquí en donde los malos manejos financieros hechos en diciembre se verán reflejados. Los pagos de las mensualidades del Buen Fin, de la temporada de ofertas por Navidad y Año Nuevo, y los gastos comunes como tenencia, predial, colegiaturas y demás, consumen los bolsillos ya gastados.

De acuerdo con la Profeco, entre bonos, aguinaldo, fondos de ahorro y salario, los trabajadores mexicanos reciben en diciembre entre el 25 y 40% de sus ingresos anuales y es por eso que este periodo es cuando se enfrentan las peores tentaciones de gasto. Datos de una encuesta realizada en enero de 2020 por la firma Brad Engagement, señalan que 62% de los mexicanos se quedaron sin fondos después de las fiestas decembrinas.

Además, una vez empezada la cuesta, los mexicanos dijeron sentirse preocupados por los gastos; 42% respondió que por el pago de servicios (luz, agua, predial, etc.), el 14% por deudas de créditos y préstamos y el 13% por renovación de seguros de auto.

De acuerdo con Brad Engagement, las principales deudas a pagar en enero de 2020 fueron: 29% renta, servicios y pagos acumulados o atrasados, 22% tarjetas de crédito, 19% crédito o préstamos, 18% colegiaturas y 12% renovación de seguros.

Una cuesta de enero en pandemia

Cada año, enero se torna un mes incierto para la finanzas personales de los trabajadores; sin embargo, este primer mes de 2021 se torna especialmente complicado debido al coronavirus.

Esta pandemia por Covid-19 y la temida cuesta de enero están lejos de ser la combinación perfecta; sin embargo, son una realidad para millones de personas en México y el mundo.

De hecho, para el Banco Mundial las perspectivas económicas son sumamente inciertas y predominan los riesgos de que la situación empeore; por ejemplo, la posibilidad de que la pandemia se prolongue por más tiempo, de que ocurran agitaciones financieras o de que se produzca un repliegue del comercio internacional.

¿Cómo actuar ante la incertidumbre económica que genera el 2021 y cómo se puede enfrentar la temida cuesta de enero? Todo debe planearse desde diciembre

De acuerdo con Héctor Sosa, creador del blog y podcast Adiós a tu jefe y autor de los libros “Inversiones: todo lo que necesitas saber para empezar a invertir” y Julio Chauve, director general de la academia de trading Aprende Invirtiendo hay 4 cosas en las que debes gastar tu dinero en diciembre que te ayudarán a evitar esa terrible cuesta en enero.

1. Pagar deudas caras

Es una prioridad que en lugar de gastar en regalos, inviertas el dinero que te llega en diciembre en pagar las deudas que rebasen las tasas de interés del 15% anual, de lo contrario estarás asfixiado ante cualquier eventualidad, por ejemplo, la pérdida de empleo. Pueden ser deudas con tarjetas de crédito, créditos personales, entre otras. Los créditos hipotecarios o de automóvil con tasas de interés más bajas no deben causar preocupación.

2. Tener un fondo de emergencia

Al menos debes ahorrar tres meses de tus gastos mensuales, ya sea en tu cuenta o en cualquier instrumento financiero con liquidez diaria para que puedas utilizar tus recursos ante alguna eventualidad. Ese dinero extra que llega en diciembre debería estar destinado a este fondo.

3. Protección con seguros

Pueden ser seguros de gastos médicos mayores, de vida o de automóvil. Lo conveniente es crear una red de seguridad que te proteja a ti y a tu familia ante cualquier eventualidad.

4. Invertir

Puedes destinar esos recursos decembrinos en la inversión a un negocio, a instrumentos financieros o a tu educación a través de cursos, talleres, libros y contenidos en general que te ayuden a aprender cosas nuevas y fomenten tu desarrollo personal.

5. No comiences el año con deudas, mejor comienza ahorrando

De acuerdo con la Revista del Consumidor, la mejor forma de comenzar el año es adoptando nuevas medidas de ahorro. La publicación de la Profeco recomienda revisar los servicios contratados como: televisión por cable, Internet, gas, telefonía, servicios de streaming y pensar en prescindir de alguno de ellos.

Podrías encontrar servicios o planes de menor costo e incluso eliminar los poco o nada usados. Además, debes checar las coberturas de seguro que necesitas (salud, automóvil, educativos, de vida, entre otros), consulta opciones y condiciones sin perder de vista el beneficio de tu tranquilidad y bienestar de tu familia.

6. Si puedes, multiplica tus fuentes de ingreso

Es primordial que evites depender de una sola fuente de ingresos, ya que así tendrás una mayor estabilidad. En la actualidad existen diversas alternativas para generar ingresos adicionales, tales como el comercio electrónico, autopublicar libros, podcasting, cursos en línea, etcétera.

7. Sé un consumidor responsable

Compra solo lo que necesites y ajustado a tu presupuesto. Compara precios, alternativas de pago y calidad.

AHORA LEE: 10 claves para ahorrar como freelance y reducir tus gastos

TAMBIÉN LEE: Te decimos cómo calcular tu aguinaldo aunque solo lleves un mes en la empresa

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagram y Twitter.