• Los cient√≠ficos de la Universidad de Osaka en Jap√≥n han demostrado que no es necesario matar una vaca, se puede imprimir en 3D un preciado corte de carne.
  • A trav√©s de una tecnolog√≠a llamada bioimpresi√≥n, imprimieron un corte wagyu en 3D.
  • El corte est√° compuesto de fibras celulares tomadas de una vaca y ensambladas para crear las capas de grasa marmoleada que se ven en los cortes wagyu.

Cient√≠ficos de la Universidad de Osaka en Jap√≥n encontraron la manera de imprimir un corte de carne Wagyu en 3D en un laboratorio. Creen que este paso alg√ļn d√≠a ayudar√° a hacer carne cultivada ‚ÄĒampliamente disponibles y producidos de manera sustentable‚ÄĒ que se parezcan mucho a los productos originales.

Usando células madre que tomaron de vacas wagyu, los científicos se propusieron crear una estructura con el característico marmoleado (o sashi) que se ve en este corte de carne, y que la distingue de otros.

Al aislar las c√©lulas de la carne de res, los cient√≠ficos organizaron c√≥mo deber√≠an apilarse los m√ļsculos, los vasos sangu√≠neos y la grasa. Luego dieron forma de bistec a estos tejidos utilizando una t√©cnica llamada bioimpresi√≥n 3D. En esta, las estructuras celulares pueden colocarse en capas para parecerse a los tejidos reales de los seres vivos.

Los investigadores creen que demostrar que un bistec wagyu puede imprimirse en 3D con precisión, podría ser un gran paso hacia un futuro sustentable; en el que se pueda crear carne cultivada muy parecida a la que ya existe.

Sus orígenes de carne real también lo diferencian de las opciones a base de plantas, como las creadas por las empresas Beyond Meat e Impossible Foods.

¬ęAl mejorar esta tecnolog√≠a, ser√° posible no solo reproducir estructuras c√°rnicas complejas, como el hermoso marmoleado (sashi) de la carne Wagyu, sino tambi√©n realizar ajustes sutiles en los componentes de grasa y m√ļsculo¬Ľ, dijo Michiya Matsusaki, uno de los investigadores del estudio, en un comunicado.

A√Īadi√≥ que con estos ajustes los clientes podr√≠an, alg√ļn d√≠a, pedir un corte de carne cultivada con la cantidad de grasa que deseen. Hecho a la medida de sus gustos y preocupaciones de salud.

La carne de Wagyu es extremadamente cara, y un corte de este tipo de alta calidad alcanza precios de hasta 200 dólares por menos de 500 gramos. Y las vacas adultas se venden por más de 30,000 dólares.

En 2019, las exportaciones de wagyu en Japón registraron un máximo récord de 268.8 millones de dólares en ganancias, 20% más que en 2018.

Aunque puede que este sea el primer corte de carne wagyu impreso en 3D, ya se han realizado otros intentos para bioimprimir carne. En febrero de este a√Īo, Aleph Farms y la Facultad de Ingenier√≠a Biom√©dica en Israel bioimprimieron y cultivaron conjuntamente un corte ribeye, utilizando c√©lulas de vaca.

Sin embargo, probablemente tome m√°s tiempo para que podamos comer un corte de carne de res impresa. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y la Administraci√≥n de Alimentos y Medicamentos (FDA) a√ļn no crean un marco regulatorio para estos productos, de acuerdo con el diario The Washington Post.

AHORA LEE: Esta ONG construir√° la primera escuela impresa en 3D del mundo en Madagascar

TAMBI√ČN LEE: Mango le apuesta a la impresi√≥n 3D ‚ÄĒlanza un bolso, sandalias y bisuter√≠a en su nueva colecci√≥n

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, YouTube y Twitter

AHORA VE: