• Evolución de Diegoyyo: Desde su inicio en Torreón hasta su expansión en Ciudad de México, manteniendo la esencia de Frida Kahlo y adaptándose a nuevos retos.
  • Enfoque en el Capital Humano: La importancia de valorar y cuidar a los empleados para ofrecer un mejor servicio y garantizar el éxito del restaurante.
  • Futuros Proyectos: Planes de expansión, incluyendo nuevas sucursales y la creación de Radical Humans, una incubadora de proyectos creativos.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en TikTok? Síguenos.

Diegoyyo es un restaurante que, con su interpretación de la cocina mexicana, está cautivando paladares en una de las avenidas más importantes de la Ciudad de México: Av. Presidente Masaryk, en Polanco.

Su propuesta se ha consolidado a lo largo de dos años, gracias a un ambiente elegante y discreto que, a su vez, hace un tributo a la esencia de Frida Kahlo (de ahí el nombre).

Pudimos platicar con Cristian Marcos, dueño y creador del concepto de Diegoyyo para que nos contara sobre la inspiración para crear este restaurante, los principales retos que se encontró en el camino y cómo ha logrado el éxito que tiene en la actualidad .

¿Quién es Christian Marcos y cuál es tu papel en la industria restaurantera?

Bueno, pues Christian Marcos es actualmente un empresario en construcción, por así decirlo. En este momento, estamos enfocados en la industria restaurantera con nuestro restaurante Diegoyyo, pero la intención es crecer y expandirnos a otras industrias.

¿De dónde nacen tus proyectos y cómo surgen las ideas para desarrollarlos?

Las ideas nacen de un proceso creativo bastante variado. No hay un ritmo fijo, pero generalmente surgen de identificar necesidades en la gente y mejorar aspectos que vemos en la industria. Nos gusta hacer propuestas gastronómicas con buen branding y conceptos disruptivos, adaptándonos a la constante evolución de la industria y las redes sociales.

¿Cómo nace Diegoyyo?

Diegoyyo tiene una historia interesante. Empezamos con un restaurante en Torreón llamado Frida y Diego justo antes de la pandemia. Tras ver el éxito y con la situación de la pandemia mejorando, buscamos expandirnos fuera de Torreón y terminamos en Ciudad de México. El nombre original no pudo ser usado por temas de marca, así que optamos por Diegoyyo, manteniendo la esencia de Frida Kahlo para representar nuestra propuesta gastronómica única.

¿Qué te trajo a Ciudad de México?

Principalmente, el proyecto de Diegoyyo. Queríamos una proyección nacional y sabíamos que Masaryk en Ciudad de México nos proporcionaría eso. La ubicación fue clave para el posicionamiento y crecimiento de nuestro negocio.

¿Qué has aprendido en tu carrera restaurantera y cuál ha sido el aprendizaje más sólido?

La importancia de estar dispuesto a cambiar de opinión. En la industria restaurantera, esto significa adaptarse y evolucionar constantemente. Además, he aprendido a valorar el capital humano, cuidando a nuestros trabajadores para mejorar el servicio que ofrecemos a los clientes.

¿Cuáles han sido los retos más importantes desde que abriste Diegoyyo?

Los retos han sido muchos. Uno de los más grandes ha sido entender y mejorar el capital humano. También, al no contar con grandes presupuestos, hemos tenido que ser muy creativos para posicionar nuestra marca. Además, el servicio ha sido un área en la que hemos aprendido y evolucionado constantemente.

¿Qué mantiene vigente a Diegoyyo en una avenida tan icónica y competitiva como Masaryk?

Creo que es la constante evolución y el no perder nuestra esencia. Nos hemos distinguido por ofrecer una gastronomía rica y un buen servicio, y siempre estamos mejorando y adaptándonos. No nos casamos con un menú fijo y buscamos siempre innovar.

¿Qué proyectos tienes a futuro?

A nivel corporativo, estamos consolidando Radical Humans, una incubadora de proyectos creativos que va más allá de la restaurantería. Estamos trabajando en dos proyectos en la Roma y uno en el Pedregal, y también estamos interesados en abrir una sucursal de Diegoyyo en Los Cabos.

¿Qué te apasiona de este proyecto y de la industria restaurantera en general?

Me apasionan el proceso creativo y de desarrollo de proyectos. Ver cómo una idea se convierte en realidad y el impacto positivo que tiene en los clientes es increíblemente satisfactorio. Aunque es una industria complicada, la satisfacción que brinda supera los desafíos.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiera entrar en la industria restaurantera?

Entiendan que es una industria muy complicada y que lo más probable es que fracasen en sus primeros intentos. Pero es importante aprender de esos fracasos y perseverar. Colaboren con gente talentosa y busquen siempre mejorar. Es un camino difícil, pero con constancia y aprendizaje, es posible tener éxito.


AHORA LEE: Churrería Porfirio anuncia apertura de sucursales en Kidzania y Aztlán

TAMBIÉN LEE: 14 secuelas que superaron a las películas originales en la taquilla

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: