• China está tratando de que su economía dependa menos de Occidente.
  • Los esfuerzos para impulsar su economía también podrían preparar al país para invadir Taiwán.
  • La autosuficiencia ha ayudado a la economía rusa a mantenerse a flote en medio de la invasión de Ucrania.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Threads? Síguenos.

China está tomando medidas para que su economía dependa menos de Occidente y podría tener motivaciones económicas y militares para hacerlo.

En los últimos años, China ha invertido miles de millones de dólares para impulsar su producción de chips semiconductores, vehículos eléctricos, baterías y paneles solares.

Durante el año pasado, el sudeste asiático superó a Estados Unidos y Europa como el mayor mercado de exportación de China. El gobierno chino también ha disminuido sus tenencias de bonos del Tesoro estadounidense, ha tomado medidas para reducir su dependencia de las importaciones de alimentos occidentales y ha trabajado para mejorar su seguridad energética.

Los expertos dijeron a Business Insider que, desde una perspectiva económica, estos esfuerzos podrían proporcionar un impulso a corto plazo a la debilitada economía de China. También lo ayudaría a prepararse para tensiones geopolíticas a largo plazo con Occidente.

Sin embargo, estas estrategias también podrían ayudarle a lograr otro objetivo: preparar al país para la guerra.

China podría querer mejorar su economía para invadir Taiwán

“La reunificación de Taiwán con el continente es una de las aspiraciones más claras de Xi Jinping. Tiene sentido que, si está tratando de lograrlo, quiera hacerlo de una manera que minimice la exposición a la economía china”, dijo Vivek Chilukuri, experto en seguridad nacional del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, a Business Insider.

Sin embargo, algunos expertos aseguran que si un intento de reunificación por la fuerza estuviera a la vuelta de la esquina, esperarían algunas otras señales.

“China está operando ahora bajo el supuesto de que las tensiones con Estados Unidos y Occidente son bastante graves y es poco probable que disminuyan pronto”, señaló Scott Kennedy, experto en la economía de China en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, a Business Insider.

“Al mismo tiempo, hacer eso es bastante diferente a prepararse para una guerra real y lo que vendría después”, agregó.

China tiene varias otras razones para invertir en su economía

El crecimiento de la economía de China se ha desacelerado mientras el país lidia con una crisis de deuda inmobiliaria, un alto desempleo juvenil, una población que envejece y una demanda reducida de sus exportaciones.

Y aunque China informó en abril un crecimiento del PIB que superó las expectativas, se espera que estos desafíos persistan.

La gran inversión del país en tecnología de energía limpia, en particular, tiene como objetivo impulsar su economía. Sin embargo, vale la pena señalar que algunos se muestran escépticos sobre la exactitud de los datos económicos chinos.

Al mismo tiempo, el país está fortaleciendo su ejército a un ritmo rápido. Se espera que tenga las fuerzas necesarias para apoderarse de Taiwán en unos pocos años. China ha reclamado la isla como propia desde hace mucho tiempo.

En el caso de que invada o lo bloquee, probablemente tendría que lidiar con las sanciones y restricciones comerciales de Estados Unidos y otros países. Esto da a China más razones para apuntalar sus industrias nacionales.

Rusia mejoró su economía antes de invadir Ucrania

Es posible que China esté aprendiendo algunas lecciones de Rusia, que tomó medidas para apuntalar sus recursos antes de su invasión de Ucrania en 2022. 

Aunque la economía rusa ha pasado factura desde entonces, sus esfuerzos por aumentar su suministro interno de alimentos y diversificar sus socios comerciales le han ayudado a mantenerse a flote y minimizar el impacto de las sanciones occidentales.

Las importaciones chinas de petróleo ruso han desempeñado un papel clave en ello. La producción autosuficiente de materias primas críticas como el petróleo, el gas natural y el trigo también ha ayudado a Rusia, además de un gran sector de defensa que ha permitido abastecer a su ejército.

Si bien es posible que China haya acelerando sus esfuerzos en los últimos años para “eliminar los riesgos” de su economía, Chilukuri dijo que este proceso comenzó hace una década.

Él señaló la política “Hecho en China 2025” del país. Fue lanzada en 2015 y su objetivo era convertir al país en el líder mundial en la fabricación de tecnologías clave, como chips y vehículos eléctricos.

En última instancia, esfuerzos de reducción de riesgos como estos dejarían a China en mejor posición en caso de una invasión o bloqueo de Taiwán; o de un acontecimiento imprevisto, como una pandemia.

China también quiere mejorar su economía para volver a encarrilarse tras la crisis por el Covid-19

No obstante, Chilukuri piensa que gran parte del reciente impulso manufacturero de China tenía como objetivo volver a encarrilar su economía después de que la política cero Covid-19 del país la detuviera. Esta también provocó que parte de su población perdieran la confianza en Xi Jinping y su gobierno.

“El comercio fundamental que China ha hecho con su pueblo es el de renunciar a sus aspiraciones de libertad humana a cambio de un crecimiento económico sostenido y sin precedentes en la historia”, dijo.

“Y creo que el Covid-19 hizo tambalear la confianza de mucha gente en China, en que ese acuerdo se iba a cumplir”, añadió.

Por eso, incluso si no se produce una invasión o un bloqueo en el corto plazo, las crecientes tensiones y la relajación de los vínculos comerciales con Occidente podrían dar a China mucha motivación para invertir en su economía.

China ya desafió a Occidente con el caso de Hong Kong

China ya tiene cierta experiencia en afirmar su dominio sobre un territorio y afrontar el retroceso de Occidente.

En 2020, aprobó una ley de seguridad nacional para Hong Kong que erosionó las libertades, la autonomía y la democracia de la ciudad. También provocó el arresto de activistas a favor de la democracia.

En respuesta, Estados Unidos impuso sanciones contra 11 funcionarios chinos y de Hong Kong. Algunas empresas estadounidenses incluso abandonaron la ciudad.

Algunos creen que la intervención de China en Hong Kong sirvió como prueba de cómo abordaría una toma de control de Taiwán. Si el país sigue el modelo de Hong Kong, puede amenazar a Taiwán con la capitulación sin tener que invadirlo.

Las otras maneras en que China podría intentar tomar el control incluyen un bloqueo naval que rodee a Taiwán y lo aísle del resto del mundo. Una invasión es una tercera posibilidad, aunque algunos no están de acuerdo sobre la probabilidad y el momento de esta opción.

En los últimos años, China ha realizado provocativos ejercicios militares alrededor de la isla. Es más, Xi Jinping dijo al ejército chino que se prepare para la guerra y que la reunificación con Taiwán es inevitable . Algunos expertos creen que podría haber una guerra en el horizonte.

La invasión de Taiwán podría tener un impacto ‘desastroso’ en la economía de China

No todo el mundo piensa que una medida militar china sea necesariamente inminente. Kennedy aseguró que si el país se está preparando activamente para una invasión a corto plazo de Taiwán, hay algunas cosas que primero espera ver.

Por ejemplo, dijo que China comenzaría a preparar a sus ciudadanos para la guerra.

“Se vería un constante redoble de propaganda que prepara a la gente para el conflicto y para sacrificios económicos potencialmente sustanciales”, explicó.

Además, Kennedy compartió que esperaría que China invirtiera más en materiales, como la fibra de carbono, que tiene una variedad de aplicaciones militares.

Por otro lado, esperaría que muchos diplomáticos, empresarios y estudiantes chinos comenzaran a regresar al país. También el movimientos significativos en los activos financieros chinos en un esfuerzo por evitar futuras sanciones.

Kennedy dijo que mientras Estados Unidos y Taiwán no cruzaran ninguna de las “líneas rojas” de China, la posibilidad de una guerra que involucrara a Taiwán es “bastante baja”.

Agregó que esas líneas rojas incluyen un referéndum sobre la condición de Estado de Taiwán y la colocación de importantes activos militares estadounidenses y occidentales en él.

Si China invade, el impacto económico global sería enorme. A pesar de sus esfuerzos por asegurar su economía, el país probablemente estaría lejos de salir ileso.

“Cualquier acción contra Taiwán sería desastrosa para la economía de China”, afirmó Chilukuri. “Pero China ha demostrado que está dispuesta a asumir un costo considerable en concepto de ideología”.

AHORA LEE: La lucha de Estados Unidos, China y Arabia Saudita por fabricar robots humanoides parece una carrera espacial del siglo XXI

TAMBIÉN LEE: China sigue encontrando formas de perjudicar a las empresas de Estados Unidos

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube, TikTok y Threads

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: