• La bebida nacional de Escocia lleva cebada, levadura y agua y deja desechos como granos y un líquido azucarado.
  • Esos residuos pueden convertirse en productos de alto valor como el butanol.
  • En la próxima cumbre climática de las Naciones Unidas, la COP26 se espera una hoja de ruta para abordar de forma eficiente el cambio climático.

Una compañía biotecnológica escocesa halló una forma de darle la vuelta al viejo dicho que asegura que beber y manejar nunca deben mezclarse. Para ello, desarrolló un combustible para automóviles que utiliza subproductos de la elaboración del whisky.

La bebida nacional de Escocia lleva cebada, levadura y agua. Tras su proceso de fabricación, deja atrás los granos usados —conocidos como “draff”—; también, un líquido azucarado llamado “pot ale”.

Estos desechos se utilizan como alimento para animales o incluso son bombeados al mar; pero también se pueden usar para producir acetona, butanol y etanol, productos químicos que se utilizan en todo: desde la producción de combustible y alimentos hasta medicamentos y cosméticos.

De hecho, ese proceso de fermentación se conoce como ABE. Durante mucho tiempo se consideró antieconómico debido al costo de las materias primas.

Celtic Renewables convierte los desechos del whisky en combustible

Sin embargo, Celtic Renewables abordó este problema y lo resolvió mediante el uso de desechos orgánicos.

«Podemos tomar residuos de industrias como la del whisky y convertirlos en productos de alto valor, a saber, butanol, que en realidad se utiliza para impulsar este automóvil», dijo el propietario de la empresa, Martin Tangney.

Mientras manejaba por Campsie Fells, al norte de Glasgow, compartió los detalles de su empresa. Ahí, en menos de dos semanas se darán cita los líderes mundiales en la cumbre climática de las Naciones Unidas, la COP26.

Para Tangney, esa reunión tiene que ser mucho más que un nuevo ejercicio para fijar objetivos.

«Esta tiene que ser la COP en la que dejemos de hablar sobre por qué tenemos que abordar el cambio climático y decirles a todos cómo: cómo lo hacemos, cómo lo pagamos, cómo va a suceder. Una hoja de ruta. Una estrategia», dijo.

Celtic Renewables se ve a sí misma como una parte firme de esa solución. «Tomamos los residuos de bajo valor que quedan al hacer esta obra maestra y los convertimos en algo de más valor», dijo Tangney mientras pedía un vaso de whisky en un pub de Edimburgo. «Llevamos la sostenibilidad a una industria icónica».

Con información de Reuters.

AHORA LEE:Entre los grandes productores de cerveza, la industria artesanal se abre paso con 1,207 unidades en México

TAMBIÉN LEE: Con solo dar clic en YouTube podrás ver la cobertura completa de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 —contará con más de 4,000 horas de transmisión

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitterLinkedIn y YouTube.

AHORA MIRA: