• La activista de animales Carole Baskin, propietaria del santuario Big Cat Rescue en Tampa, Florida, se hizo famosa después de que apareció en la controvertida docuserie "Rey Tigre" de Netflix.
  • En entrevista, Baskin dijo que tal vez no pueda volver a abrir su santuario al público después de la pandemia.
  • Ella teme que los animales del santuario puedan infectarse con el coronavirus.
  • También expresó preocupación porque las personas con ideas erróneas sobre su santuario, es decir, los fanáticos de Joe Exotic, podrían intentar dañar a los gatos.

Ha sido un año vertiginoso para Big Cat Rescue, el santuario de animales en Tampa, Florida, dirigido por Carole Baskin .

En marzo, Netflix lanzó la polémica docuserie, «Rey Tigre», que intenta arrojar luz sobre el comercio de los grandes felinos a través de la lente de una pelea entre Baskin y Joseph Maldonado-Passage, un excuidador del zoológico que se hace llamar Joe Exotic. 

Actualmente, Exotic está en prisión después de ser condenado por conspirar para asesinar a Baskin.

Y luego llegó la pandemia de coronavirus, causando que Big Cat Rescue alterara sus operaciones diarias.

En entrevista con Insider,  por correo electrónico, Baskin compartió cómo ha sido abogar por los animales durante este tiempo, cómo ella y su esposo ya no reciben su salario, y por qué no está segura de si alguna vez volverá a abrir Big Cat Rescue al público.

Carole Baskin dijo a que la pandemia ha obligado a Big Cat Rescue a hacer recortes en su equipo de trabajo

Según su sitio web, Big Cat Rescue es «uno de los santuarios acreditados más grandes del mundo dedicado a los grandes felinos abandonados y maltratados». Más de 50 especies felinas viven en el lugar y son atendidas por Baskin, su esposo Howard, miembros del personal y aproximadamente 80 a 110 voluntarios. Por lo general, el santuario está abierto a los visitantes durante todo el año.

Sin embargo, durante la pandemia, las visitas guiadas se interrumpieron temporalmente para mantener la seguridad de sus grandes felinos, voluntarios y empleados.

«Alrededor de un tercio de nuestros ingresos proviene de visitas guiadas al santuario», dijo Baskin a Insider por correo electrónico. «Perder eso significó dejar ir a 10 de nuestros 20 empleados, y mi esposo y yo no estamos recibiendo nuestro salario».

Aún así, Big Cat Rescue está trabajando en varios métodos para difundir su mensaje y recibir apoyo en línea. 

«Estamos probando nuevas formas de ofrecer visitas virtuales a nuestros seguidores», dijo Baskin. «Siempre hemos realizado transmisiones en vivo de Facebook cada día, pero ahora estamos tratando de traer contenido más consistente como Feeding Tours LIVE, Keeper Tours LIVE, Singing Sundays, Cats for Kids los sábados, etc.»

«Tenemos una aplicación educativa, que está por lanzarse, que se llama Big Cat Rescue VR for Oculus, y tenemos algunos maestros trabajando en materiales de clase que podemos ofrecer a los maestros y a los estudiantes en casa para que acompañen ese contenido», continuó.

A pesar de la pérdida de ingresos de su santuario, Baskin dice que el coronavirus hace que sea demasiado arriesgado abrir Big Cat Rescue nuevamente

En las últimas semanas, los zoológicos y otras atracciones de animales en todo el país han comenzado a reabrir, dando la bienvenida a grandes multitudes. en sus días de apertura. 

Por ejemplo, el parque de animales exóticos Greater Wynnewood de Oklahoma, que anteriormente era propiedad de Exotic y visto a lo largo de la docuserie «Rey Tigre», según los informes, estaba abarrotado en su día inaugural, y muchos visitantes no llevaban cubrebocas. 

Baskin dijo que si bien implementaría medidas para evitar que algo similar ocurra en Big Cat Rescue, no está segura de estar dispuesta a abrirse al público mientras la pandemia siga siendo una amenaza.

«Si fuéramos  a abrir al público, necesitaríamos cubrebocas, escáneres de temperatura y algún tipo de explicación de dónde estaban antes de venir aquí», dijo Baskin. «Incluso así, no sé si me sentiría segura exponiendo a nuestros voluntarios o gatos a este asesino invisible».

No es solo la pandemia lo que preocupa a Carole Baskin al permitir nuevamente a extraños entrar en su santuario

Además del virus, Baskin también está preocupado por los fanáticos de Exotic, por temor de que causen daño a sus gatos en respuesta a su disputa, que aún continúa.

A partir del lunes, un juez de Oklahoma dictaminó que Baskin ahora tiene el control del antiguo zoológico de Exotic, el Gran Parque de Animales Exóticos de Wynnewood, que recientemente estuvo bajo la propiedad de Jeff Lowe. Ella no recibirá ninguno de los animales del parque, pero le dijo a Insider que Big Cat Rescue «estará lista para ayudar» si surge la necesidad; Lowe tiene 120 días para desalojar las instalaciones del zoológico, según el fallo.

«Creo que ya hemos encontrado nuestra nueva normalidad», dijo Baskin a Insider. «No tengo ilusiones de que alguna vez podamos abrir al público nuevamente. Incluso si logran controlar el Covid-19 para fines del año entrante – y creo que al menos se llevará ese tiempo- Yo no sé si me arriesgaría a permitir que una persona trastornada del clan #FreeJoeExotic obtenga acceso».

«Aunque nuestras visitas son guiadas y cuentan con una persona de respaldo para mantener al grupo de 20 o menos juntos, sería demasiado fácil para una pareja o grupo trabajar juntos para distraer a nuestros voluntarios el tiempo suficiente para arrojar algo de comida envenenada a una jaula. para que la consuma un gato «, continuó. «Simplemente no vale la pena el riesgo».

Joe Exotic  Netflix
Netflix

Según Carole Baskin, «no hay suficiente espacio en este artículo para todo lo que la docuserie de `Rey Tigre` tiene equivocado”

Ella previamente trató de filmar un video sobre el tema que terminó durando más de dos horas (ahora está disponible para ver en el sitio de Big Cat Rescue), y dice que la serie podría afectar negativamente a Big Cat Rescue en el futuro.

«Estábamos muy mal caracterizados en ‘Rey Tigre’, y aunque eso no afectó a nuestros donadores actuales que saben que Big Cat Rescue es uno de los santuarios más aclamados del mundo y tiene un puntaje perfecto del 100% con Charity Navigator , yo temo que sea mucho más difícil atraer nuevos donantes que aún no nos conocen «, dijo Baskin.

«Algunos santuarios eligen no estar abiertos al público en absoluto, pero siempre sentí que era importante ser tan transparente con los donadores», agregó. «Podían ver cada rincón de lo que hacemos aquí y saber que todo estaba bien. Si no podemos abrir nuevamente al público debido a los locos que se han inspirado en ‘Rey Tigre’ para querer matar a nuestros animales y lastimar a nuestra gente , entonces creo que será difícil para los donantes saber realmente qué sucede aquí personalmente».

Representantes de Netflix y los directores de “Rey Tigre”, Eric Goode y Rebecca Chaiklin, no respondieron a las solicitudes de Insider para dar su postura, en tiempo para la publicación.

En una nota de Insider sobre cómo Baskin y Big Cat Rescue fueron interpretados en el “Rey Tigre”, Maddie Stone argumentó que las tomas de los recintos del santuario animal inducían al error y “se ven tremendamente pequeñas en los pocos vistazos que se lograron”.

Valerie Taylor, la directora ejecutiva de la Federación Global de Santuarios Animales (GFAS, por sus siglas en inglés)- quien auditó a Big Cat Rescue en 2019- le dijo a Stone “estos recintos son para gatos pequeños, como gato montés o servales”. 

Como lo indica el artículo de Stone, en realidad, la mayoría de los hábitats son mayores de 111.48 metros cuadrados, y las cámaras en vivo muestran que los gatos tienen acceso a “áreas con sombra de árboles, jugar al aire abierto y en el lago”.

Citando a Taylor, quien dijo que los recintos de grandes felinos eran más espaciosos que los recintos que se muestran en «Rey Tigre», Stone señaló que «el más grande tiene más de dos acres, superando los requisitos mínimos del GFAS «

Carole Baskin en su santuario para grandes felinos Netflix
Netflix

Baskin dijo que algunos espectadores del «Rey Tigre» a menudo malinterpretan el propósito de su santuario.

«Después de ‘Rey Tigre’, puedo decirles que lo que más escucho de la gente es que debemos criar grandes felinos para salvarlos de la extinción y liberarlos a todos en la naturaleza donde pertenecen», dijo Baskin.

Baskin señaló que «esas ideas se contradicen», y agrega que parece que «la gran mayoría del correo de odio» que recibe en el santuario «se debe a que nos oponemos a la cría de especies en peligro de extinción Y porque no soltamos a todos los felinos que rescatamos”.

«Esto me dice que tenemos que enfocarnos en más educación, porque un gran porcentaje del público no sabe que no hay programas de cría en cautividad para los grandes felinos que pudieran resultar en la repoblación libremente en la naturaleza, porque es ilegal soltar a un felino criado en cautiverio”, agregó. 

Sin embargo, la mayor diferencia entre Big Cat Rescue y los zoológicos es su filosofía, según Baskin.

«Creemos que ningún gato salvaje debe nacer de por vida en una jaula», dijo. «Creemos que las personas nunca salvarán el hábitat mientras puedan obtener su ‘lujo de ver a grandes felinos’ en un zoológico. Si el único lugar para ver gatos salvajes es en la naturaleza, entonces las personas harán el trabajo duro de proteger el hábitat, lo que termina salvándonos a todos».

Para obtener más información sobre la misión de Big Cat Rescue, Baskin recomienda hacerlo a través de una sección de realidad virtual del sitio de Big Cat Rescue aquí y aquí .

Nota: Mathias Döpfner, CEO de la empresa matriz de Business Insider, Axel Springer, es miembro de la junta de Netflix.

AHORA LEE: Desde Donald Trump hasta Bill Gates, estos son los personajes conectados a Jeffrey Epstein; muchos no aparecen en la docuserie de Netflix

TAMBIÉN LEE: Los usuarios de Spotify están haciendo playlists para todo tipo de actividades durante la cuarentena. Estas son 7 de las más populares

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook , Instagram y Twitter