Rosalinda Ballesteros

Rosalinda Ballesteros

La Ciencia de la Felicidad

El capital psicológico positivo (CPP) es el oro molido que le da valor a tu organización y a las personas. Un tesoro que pueden moldear y acrecentar los buenos líderes.

En términos generales, cuando este bien es abundante, se pueden anticipar no solo buenos, sino grandes resultados y, viceversa: si es bajo, difícilmente las metas se alcanzarán.

Claro que depende de muchas otras variables. Un mal l√≠der puede destrozar el capital psicol√≥gico positivo acumulado a lo largo de varios a√Īos.

Hace unos días mostrábamos cómo Yoshiro Mori, ex primer ministro de Japón y responsable de la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio, medró el CPP de su organización al expresar ideas sexistas contra las mujeres.

Hablo de un concepto relativamente nuevo, desarrollado por Fred Luthans y Carolyn Youssef en la primera década de este siglo, en el que se aprecia el capital positivo que cada individuo puede aportar a sí mismo o un equipo a la organización.

El capital psicológico positivo depende de cuatro elementos que se pueden moldear: autosuficiencia, optimismo, esperanza y resiliencia.

Es decir, si una persona o una organización tiene confianza en sí misma, sabe ver oportunidades en medio de la adversidad, es perseverante y aprende de sus errores tiene un alto capital psicológico positivo que, bien invertido, representa una fuente de riqueza y bienestar.

¬ŅPero c√≥mo conquistamos esos cuatro elementos?, te comparto algunas ideas:

1. Autosuficiencia

Cuando hablamos de autosuficiencia estamos hablando de la confianza que tiene el individuo o la organizaci√≥n de poder enfrentar tareas dif√≠ciles. Es, pues, cuando te la crees. Para alcanzar un alto grado de confianza en primer lugar tienes que tener ya un peque√Īo historial de √©xito, estar rodeado de gente talentosa y de personas que sepan motivar, as√≠ como ser proclive a utilizar las emociones positivas para que impulsen el desempe√Īo.

Por ejemplo, el líder de un equipo, o uno mismo, debe saber elegir las tareas para cada uno de sus colaboradores a fin de que el resultado sea un éxito que aumente su confianza y no un fracaso, que la mine; también debe rodear a un buen prospecto de gente talentosa ya probada, para que sienta la alta estima en que se le está colocando.

La autosuficiencia hace que un individuo o una organizaci√≥n entera no escatime tiempo y esfuerzo para lograr una meta, mejora el desempe√Īo y la satisfacci√≥n laboral.

2. El optimismo

No para todos es fácil mirar las oportunidades en la adversidad, pero también te puedo decir que es una habilidad que se puede aprender.

Las personas ¬ępor naturaleza¬Ľ optimistas tienen el h√°bito de ver que todas las cosas buenas suceden porque as√≠ lo procuraron, que son producto del propio esfuerzo. Por el contrario, para ellas, las cosas negativas suceden por situaciones externas que no pueden controlar, as√≠ que para qu√© preocuparse: los optimistas mejor se enfocan en lo que s√≠ pueden resolver.

Sabio, ¬Ņno? Tener la habilidad de distinguir lo anterior, tarea para los l√≠deres, provoca en las organizaciones un mejor ambiente de trabajo y resultados.

Hay muchas formas de propiciar actitudes positivas. En el Instituto de Ciencias del Bienestar y la Felicidad de la Universidad Tecmilenio tenemos muchas herramientas de apoyo.

3. La esperanza

Aqu√≠ hablamos de un estado de √°nimo que nos permite perseverar ante los retos porque se esperan resultados favorables y que nos permite planear el resultado. Quienes tienen m√°s esperanza, experimentan menos el freno que provocan las emociones negativas; generan disposici√≥n y habilidad para hallar v√≠as alternas para alcanzar sus objetivos; logran sostener en el tiempo un gran empe√Īo. La esperanza incluye la visualizaci√≥n y la planeaci√≥n.

Distintos estudios basados en psicolog√≠a positiva recomiendan fomentar este estado de √°nimo o virtud para conseguir mejores resultados. ¬ŅC√≥mo compartes con tus colaboradores tus certezas y tus visiones de d√≥nde te ves y d√≥nde los ves al cabo de un tiempo de trabajo arduo?

4. La resiliencia

Por √ļltimo, nos toca hablar de la capacidad que nos permite reponernos y aprender de las adversidades, fracasos, conflictos e incluso de aquellas cosas buenas que nos avasallan, como puede ser el √©xito.

Una manera clara de fortalecer la resiliencia de una organizaci√≥n, es acompa√Īar a los colaboradores en los procesos. ¬ŅEnfrentamos una pandemia?, se les deben acercar cursos, informaci√≥n y tutores que les ayuden a gestionar juntos la crisis personal y profesional.

Los problemas de una organización se pueden enfrentar evitando riesgos, pero la resiliencia no se gana de esa manera, se logra viviendo.
Las personas resilientes que tanta falta hacen a nuestro lado tienen mucho en com√ļn con las personas optimistas: aceptan la realidad, tienen capacidad para adaptarse a los grandes cambios y tienen la convicci√≥n de que la vida es significativa.

Los optimistas creen en todo lo anterior, pero los resilientes ya lo han vivido y han aprendido en carne propia de la experiencia.
Así que piénsalo: es tiempo de darle valor a tu organización moldeando su capital psicológico positivo.

Correo: bienestaryfelicidad@servicios.tecmilenio.mx

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posición por parte de Business Insider México.

Descubre m√°s historias en Business Insider M√©xico

S√≠guenos en Facebook , Instagram y Twitter

Consulta a m√°s columnistas en nuestra secci√≥n de Opini√≥n