• La doctora Laurie Mintz compartió un tuit que detallaba que la primera vez que una mujer tenía relaciones sexuales con un hombre, solo 7% llegaban al orgasmo.
  • El orgasm gap o brecha del orgasmo es la diferencia que hay entre hombres y mujeres para alcanzar un orgasmo.
  • El estudio sostiene que la brecha de orgasmo está relacionado con los factores culturales.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Instagram? Síguenos

La doctora Laurie Mintz compartió un tuit que detallaba que durante la primera vez que una mujer tenía relaciones sexuales con un hombre, solo 7% llegaban al orgasmo.

Mientras que cuando una mujer se masturbaba, 95% de las veces llegan a un orgasmo y en un primer encuentro con otra mujer, 64% alcanza el orgasmo.

La brecha del orgasmo

En el estudio «Equidad en el Orgasmo: Datos científicos e implicaciones sociales», de la doctora Laurie Mintz, Elizabeth A. Mahar y Brianna M. Akers, se explica que el «orgasm gap» o brecha del orgasmo es la diferencia que hay entre hombres y mujeres para alcanzar un orgasmo.

Según el estudio, por 20 años se ha documentado este fenómeno donde las mujeres tienen menos orgasmos en un encuentro heterosexual.

El doctor Wade documentó en 2005 que de 800 estudiantes sexualmente activos, 91% de los hombres experimentaron un orgasmo, frente a 39% de las mujeres.

Otro estudio de 2018 en Estados Unidos encontró que 65% de las mujeres heterosexuales llegaron a un orgasmo, frente a 95% de los hombres.

Los factores socioculturales influyen en la brecha del orgasmo

Para encontrar el origen de esta desigualdad, la doctora Mintz asegura que debemos observar los factores socioculturales que rodean al sexo heterosexual.

Uno de estos factores es la idea que se tiene respecto a la anatomía de los genitales femeninos, en particular del clítoris.

La anatomía de este órgano se realizó de manera completa hasta hace apenas 24 años. En 1998, la cirujana australiana Helen O’Connell describió los elementos del único órgano humano creado para el placer, el clítoris.

«Creo que mi principal aportación es mostrar cuál es la forma y el tamaño de cada integrante del clítoris», dijo O’Connell para El País Semanal.

La doctora Mintz preguntó a 500 estudiantes la «ruta para tener un orgasmo», solo 4% mencionó la penetración, 43% la penetración y el estímulo del clítoris; y 34% se enfocó totalmente en el clítoris.

La sobrevaloración al placer masculino y la falta de educación afectan el orgasmo femenino

Mintz menciona que para entender los factores socioculturales que atribuyen a la brecha de género, se debe tomar en cuenta la evidencia de la relación entre orgasmo y clítoris.

El estudio sostiene que la brecha de orgasmo está relacionado con los factores culturales como la sobrevaloración cultural de las relaciones sexuales basados en el placer masculino, la falta de derecho de las mujeres al placer sexual, la falta de educación sexual y la idea que el orgasmo se basa en la penetración.

La doctora Mintz asegura que la industria del entretenimiento y los medios de comunicación han perpetuado en esta sobrevaloración y lenguaje erróneo de las relaciones heterosexuales, donde el hombre pone en el centro su placer.

La contribución de los medios de comunicación al «guión heterosexual de las relaciones sexuales»

Un estudio analizó los principales reportajes de Men’s Health y descubrió que la revista no enfocaba los orgasmos en el clítoris e incluso en temas que hablaban de «variedad sexual» solo tocaban el tema de posiciones.

Los resultados evidenciaron cómo la sociedad crea este «guión de relaciones sexuales» basado en solo el placer masculino.

Otro estudio también halló que las mujeres heterosexuales en relaciones largas aseguran que su satisfacción se reflejan en la percepción de su pareja o si esta llega a un orgasmos, incluso algunas aseguraron que inician las relaciones sexuales sin esperar tener placer.

Además, en cuestión de comunicación con sus parejas, las mujeres aseguran que prefieren fingir satisfacción antes de pedir a sus parejas mayor estimulación, debido a que creen que pueden herir su ego.

«Deconstruir las relaciones sexuales como se conocen»

Otro factor que menciona el estudio es la falta de educación sexual y la falta de conocimiento del placer femenino. «En Estados Unidos el sistema de educación siempre presenta el sexo como peligroso y no como algo placentero».

Incluso, respecto a la educación en la anatomía de los genitales femeninos se asocian con sentimientos negativos.

«Si la brecha de orgasmo es una consecuencia de nuestra construcción social de la sexualidad, tenemos el poder de deconstruirlo y crear un mundo de igualdad en los orgasmos», se lee en el estudio.

AHORA LEE: Beneficios del orgasmo femenino respaldados por la ciencia.

TAMBIÉN LEE: 5 técnicas de una terapeuta sexual para tener orgasmos múltiples

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: