• Tras su victoria en la asamblea electoral de Nevada, Bernie Sanders se perfila como líder por la candidatura demócrata para la presidencia de Estados Unidos.  
  • Sanders logró la coalición de votantes de diferentes edades, razas y sectores económicos. 
  • Joe Biden, ex vicepresidente de Estados Unidos, le siguió en segundo puesto con 19% de los votos. Pete Buttigieg finalizó en tercer lugar con 15%.
 

Bernie Sanders logró, este sábado, una decisiva victoria en las asambleas electorales de Nevada y se consolidó como líder para la candidatura demócrata que enfrentará al presidente Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre.

Sanders, senador de Vermont de 78 años, tuvo un apoyo de casi 46%, seguido por el ex vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, con 19%.

Sanders, quien se describe a sí mismo como socialdemócrata, fue respaldado por una coalición diversa de votantes jóvenes y de mediana edad, latinos, sindicalistas y mujeres blancas con educación universitaria para la victoria en Nevada, según Edison Research.

Su triunfo en el primer estado racialmente diverso sugiere que su mensaje contundente de justicia social y económica, incluida su promesa de brindar atención médica universal a todos los estadounidenses, está resonando entre una coalición más amplia de votantes demócratas.

Bernie Sanders San Antonio Texas candidato a la presidencia Estados Unidos
REUTERS/Mike Segar

“Hemos reunido una coalición multigeneracional y multirracial que no sólo va a ganar en Nevada, sino que va a barrer el país”, dijo Sanders a sus partidarios en San Antonio, Texas.

En su discurso reiteró sus promesas de una reforma de salud, una lucha contra el cambio climático, un mayor control de la tenencia de armas y un aumento del salario mínimo.

TE PUEDE INTERESAR: Bernie Sanders y otros senadores le piden a Amazon frenar prácticas que ponen en riesgo la salud de sus trabajadores.

El panorama para el resto de los precandidatos demócratas

La asamblea electoral de Nevada parecía ser el impulso necesario para la candidatura de Joe Biden, quien obtuvo malos resultados en Iowa y New Hampshire. Sin embargo, el ex vicepresidente quedó en segundo lugar con 19% de los votos.

“La prensa está lista para declarar a las personas muertas rápidamente, pero estamos vivos y volveremos y vamos a ganar”, dijo Biden a sus seguidores en Las Vegas este sábado por la noche.

Joe Biden democrata elecciones presidenciales
PATRICK T. FALLON/Reuters

Pete Buttigieg, ex alcalde de South Bend, Indiana y que había logrado una impactante victoria en Iowa hace tres semanas, quedó en tercer lugar con 15%. El precandidato adviritó a los demócratas sobre nominar a Sanders y lo retrató como un idealista.

“Podemos priorizar la pureza ideológica o la victoria inclusiva (…) Podemos fortalecer una base estrecha y dura, o abrir la carpa a una coalición estadounidense nueva, amplia y de gran corazón”, dijo Buttigieg a sus seguidores en Las Vegas.

Elizabeth Warren nuevamente se ubicó en cuarto lugar con un poco más del 10% de los votos.

A pesar de haber obtenido otro mal desempeño, la senadora dijo que recibió un impulso en la recaudación de fondos y el apoyo de un agresivo debate el miércoles, que llegó demasiado tarde para afectar la votación anticipada en el estado.

“Tenemos muchos estados por recorrer, y en este momento puedo sentir el impulso”, dijo Warren en un mitin en Seattle.

Las próximas elecciones primarias se realizarán el 29 de febrero en Carolina del Sur. Le siguen de las elecciones del Súper Martes, el próximo 3 de marzo, en 14 estados. La gran importancia de ésta radica en que un tercio de los delegados ayudarán a designar un candidato demócrata para la presidencia de Estados Unidos.

Con información de Reuters y AFP.

LEE MÁS: El Senado de EU absuelve a Trump y le deja el camino libre a la reelección.

Descubre más historias en Business Insider México.