• Banxico aumentó su tasa de interés en 0.25 puntos porcentuales para ubicarla en 4.5%.
  • La autoridad monetaria dice que la inflación alcanzará el objetivo de 3% hasta 2023.
  • La decisión de la Junta de Banxico fue dividida; tres integrantes votaron a favor del aumento, y dos en contra.

El Banco de México (Banxico) aumentó su tasa de interés en 0.25 puntos porcentuales para ubicarla en 4.5%. Al hacerlo, el banco central cumplió las expectativas del sector privado. En la Encuesta de Expectativas Citibanamex se pronosticó este aumento ante las presiones en la inflación a nivel mundial de los últimos meses.

La Junta de Gobierno de Banxico indicó en las minutas de la reunión anterior que la inflación tiene un carácter transitorio. Sin embargo, «la inflación global siguió aumentando considerablemente por presiones en los precios de las materias primas, efectos de base de comparación y por múltiples cuellos de botella en la producción», de acuerdo con el último anuncio de política monetaria.

La inflación en México se desaceleró ligeramente a 5.81% anual en julio. Esto es casi el doble del objetivo de 3% +/- 1 punto porcentual fijado por el banco central.

Banxico aún espera que estas presiones inflacionarias sean de «corto plazo». Ahora este indicador alcanzará su meta en una fecha más allá de lo estimado inicialmente.

Es decir, el instituto central «prevé que la medición anual de la inflación general y subyacente disminuya especialmente a partir de horizontes mayores a un año y que converja a la meta de 3% en el primer trimestre de 2023», en lugar del segundo trimestre de 2022.

Se prevé una trayectoria al alza en la inflación

Banxico aclaró que esta previsión está condicionada a diversos riesgos y choques adicionales. Se pueden experimentar presiones inflacionarias externas, presiones de costos, persistencia en la inflación subyacente, depreciación cambiaria y aumentos en los precios agropecuarios.

Por otro lado, es posible que la inflación ceda por efectos de la brecha negativa del producto; mayor distanciamiento social y un efecto de apreciación cambiaria. Pero aclaró que el balance de riesgos actual es que la inflación mantenga una tendencia al alza.

«Si bien se prevé que los choques que han incidido en la inflación sean transitorios, por la diversidad, magnitud y el extendido horizonte en el que la han afectado, pueden implicar un riesgo para la formación
de precios», señaló el comunicado.

«Por ello, se consideró necesario reforzar la postura monetaria a fin de evitar afectaciones en las expectativas de inflación y propiciar un ajuste ordenado de precios relativos y la convergencia de la inflación a la meta de 3%», añadió.

La decisión de incrementar la tasa de interés fue dividida. A favor del aumento de 25 puntos base estuvieron el propio gobernador, Alejandro Díaz de León, y la subgobernadora Irene Espinosa y Jonathan Heath. Similar a la decisión monetaria anterior, la subgobernadora Galia Borja y Gerardo Esquivel se mostraron renuentes al aumento. Estos dos integrantes votaron por dejar la tasa sin cambios en 4.25%.

AHORA LEE: Un desarrollador de pagos rápidos de bitcoin gana 4,500 dólares mensuales —así es como puedes lanzar tu propio nodo y obtener rendimientos

TAMBIÉN LEE: El precio de Ether podría bajar a menos de 1,700 dólares, según el fundador de Hex y Pulse —también explica la diferencia entre los algoritmos centrales para las transacciones de criptomonedas

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedIn y Twitter