• En menos de dos semanas se anunciarán por lo menos 7 medidas regulatorias para que los clientes con disponibilidad de pago puedan reestructurar sus créditos con la banca, informó Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda. 
  • Esta medida tiene como finalidad que los clientes no pierdan colaterales o activos a raíz de la crisis económica que dejó el Covid-19 y que se alargó más de lo previsto por las autoridades mexicanas. 
  • Lo que se quiere evitar es un "contagio" al resto del sistema financiero, y evitar una situación como la observada en la crisis de 1995. 

En menos de dos semanas, los bancos lanzarán un nuevo paquete para reestructurar los créditos de sus clientes, con el objetivo de evitar un mayor «contagio» de impagos en el sector financiero tras la prolongación de la crisis de Covid-19, dijo en el podcast Norte Económico de Grupo Banorte, Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda.

«Tendremos que tener una segunda o tercera etapa sobre estas medidas porque lo que estamos viendo es que el confinamiento no duró cinco o seis semanas como se pensaba al inicio del Covid», adelantó el funcionario.

Al respecto, se espera un anuncio de 7 medidas regulatorias que «se están terminando de afinar» entre la Secretaría de Hacienda, a través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Asociación de Bancos de México (ABM), informó Yorio.

«Lo que estamos discutiendo y lo vamos a anunciar en breve, en una semana o una semana y media va a ser un segundo paquete de medidas regulatorias para que los bancos puedan continuar con una reestructura de los créditos que se identifiquen que pueden o tienen disponibilidad o que tienen compromiso de pago y luego tendremos que ver cuáles son los tratamientos para otro tipo de crédito», añadió el subsecretario.

El funcionario omitió decir si habrá acciones específicas con los clientes bancarios que ya no tienen esa capacidad de pago, una situación en la que se encuentra un tercio de los 9.3 millones de deudores que entraron al primer paquete de medidas para retrasar sus pagos, según la Organización Nacional de la Defensa del Deudor.

Durante el confinamiento por el Covid-19, se anunció que los clientes con créditos bancarios podrían solicitar una moratoria que ahora se conoce como 4/6 —los bancos ofrecieron retrasar los pagos cuatro meses, o hasta seis si así lo solicitaba el cliente.

Pero esta medida estaba pensado en caso de que la crisis sanitaria durara solo de cinco a seis semanas, pero al prolongarse, Hacienda y la banca han tenido que estudiar un nuevo paquete de acciones para evitar que más clientes caigan en impago, pierdan colaterales y eso «contagie» al sistema financiero, aseguró Yorio.

La Organización Nacional de la Defensa del Deudor advirtió que la medida 4/6 solo retrasó el impago de los clientes por una crisis económica que se ha alargado más allá de lo contemplado.

Evitar efecto de «contagio» en el sistema financiero

El gobierno federal quiere evitar una situación como la que se observó en 1995, cuando los clientes con créditos bancarios no solventaron sus deudas durante la crisis económica de ese año ante la súbita tasa de interés y eso contribuyó a la quiebra de distintas instituciones, recordó Yorio.

Asimismo, recordó que en 2009 la crisis financiera comenzó en el sector bancario con una burbuja y se acentuó con la epidemia de influenza H1N1, una combinación que afectó particularmente a México.

«En esta ocasión primero fue la pandemia y luego una contracción de la economía que no está generada por una burbuja o por un desequilibrio, pero obviamente hay un riesgo de que contamine eventualmente al sector financiero, y es algo que hemos discutido mucho», precisó.

Actualmente el sistema financiero tiene indicadores robustos, con una capitalización en niveles aceptables, y un índice de morosidad relativamente controlado, además de que ha continuado expandiendo el otorgamiento de crédito, aseguró el funcionario.

«Es un sector financiero robusto que ha estado incrementando el financiamiento al sector privado por lo menos durante la primera mitad de 2020 en 2.4% en términos reales, y también la banca de desarrollo incrementó su financiamiento al sector privado en 7.8%; los mercados de deuda y capital se han estado desempeñando mejor en los últimos meses», aseguró el subsecretario.

AHORA LEE: La OCDE mejora el panorama económico por las recuperaciones de EU y China —pero este optimismo no aplica para México

TAMBIÉN LEE: La OCDE teme que financiamiento público a la educación pueda estancarse o disminuir, en medio de la pandemia de coronavirus

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramTwitter LinkedIn