Rosalinda Ballesteros

Rosalinda Ballesteros

La Ciencia de la Felicidad

Lo que conocemos como Trastorno de Espectro Autista (TEA) es una forma de nuestra diversidad humana que nos hace m谩s fuertes como sociedad, pero el miedo colectivo a la diferencia frena el llevar esa fortaleza a los centros de trabajo. 

Temple Grandin, una gran cient铆fica y autista estadounidense, suele comentar que sin personas autistas probablemente no habr铆amos inventado la rueda.

Las empresas y organizaciones no se est谩n dando la oportunidad de colaborar con personas distintas para enriquecer y mejorar su productividad.

Las condiciones de vida que tienen que ver con la neurodiversidad, como el TEA, proviene de un desarrollo diferente del cerebro que cambia la forma como esas personas aprenden e interact煤an con su sociedad. Una de cada 120 personas tiene esta condici贸n.

La comunicaci贸n, la percepci贸n por los sentidos, incluyendo la forma de moverse, de hacer gestos, pueden ser distintas; otra caracter铆stica es que suelen interesarse o atacar un problema desde 谩ngulos que a otros les pueden parecer extra帽os. 

Incluso es una condici贸n que ha sido hist贸ricamente subdiagnosticada en M茅xico. Algunos de nosotros que estamos leyendo esta nota pudi茅ramos serlo, sobre todo si eres mujer.

Resulta que uno de los s铆ntomas para detectar esta condici贸n es tener una comunicaci贸n social at铆pica, pero en las mujeres este comportamiento parece menos frecuente. Sin embargo, no se tienen datos suficientes porque los estudios (hablando de discriminaci贸n) s贸lo se han hecho en ni帽os.

Al estar clasificado el autismo como un espectro, cada persona es diferente. La mayor铆a de los casos son personas que tienen una capacidad de concentraci贸n fuera de serie (hyperfocus), alta tolerancia y hasta gusto por tareas repetitivas y detalladas, gran retenci贸n de informaci贸n de forma detallada, pensamiento l贸gico, compromiso y lealtad. Un gran paquete de herramientas.

En un mundo de commodities, el TEA parece una 鈥渁normalidad鈥, pero en realidad es una forma distinta de entender el mundo que debemos comprender y hacerle su espacio en nuestras vidas. 

Como en muchas otras condiciones, algunas personas con TEA tienen una discapacidad intelectual, sin embargo, muchas de las personas autistas o neurodiversas pueden resolver problemas complejos, una habilidad que ya ha sido detectada por empresas tecnol贸gicas y las est谩n aprovechando, como Amazon, IBM, Google, Disney Animation.

Su capacidad neurodivergente les ayuda a encontrar anomal铆as en los software para prevenir riesgos, gracias a la atenci贸n y paciencia que tienen para revisar este tipo de programas.

A nivel internacional, incluso nacional, se ha avanzado mucho en el reconocimiento formal de los derechos de estas personas. Sin embargo, la discriminaci贸n y falta de espacios para el desarrollo pleno de sus derechos siguen estando presentes.

Estamos muy habituados a escuchar y hasta construir frases como 鈥渓as diferencias nos fortalecen鈥 y que debemos respetar y defender esas formas de ser, pero en las actividades cotidianas no hacemos notar esa supuesta conciencia.

Las rampas para facilitar el paso de las sillas de ruedas que utilizan las personas con alguna discapacidad motriz resultan m谩s el cumplimiento de un requisito oficial que una muestra de reconocimiento del otro ser diferente.

Lo mismo pasa con el autismo. Este 2 de abril celebramos el D铆a Mundial de la Conciencia sobre el Autismo, hablamos del respeto a las diferencias, pero seguimos sin darles espacios en las organizaciones, ni siquiera en nuestra mente, menos en nuestro imaginario social.

Desde verlos raro, no saber c贸mo hablarles y pensar que tienen discapacidad auditiva, gritarles o no incluirlos, es una especie de discriminaci贸n que puede llegar a las dimensiones del racismo.

La diversidad nos rodea y enriquece. El autismo nos puede hacer m谩s fuertes y humanos si lo miramos con respeto e inclusi贸n, porque todos somos iguales y distintos a la vez; porque todos somos personas.

Las opiniones publicadas en esta columna son responsabilidad del autor y no representan ninguna posici贸n por parte de Business Insider M茅xico.

Descubre m谩s historias en Business Insider M茅xico

S铆guenos en Facebook , InstagramTwitter y LinkedIn

Consulta a m谩s columnistas en nuestra secci贸n de Opini贸n