• Algunas de las cosas que pueden ayudarte a ser más productivo por las mañanas debes hacerlas una noche antes.
  • Planear por adelantado, dejar organizadas ciertas tareas y dormir bien te permitirán empezar el día con energía.
  • Mantén los aparatos electrónicos fuera de tu habitación para que te sea más fácil conciliar el sueño.
  • ¿Ya conoces nuestra cuenta en Threads? Síguenos.

Ser organizado, saber gestionar el tiempo y priorizar son los secretos para ser productivo.

Buena parte de ello son estrategias que debes poner en marcha en tu lugar de trabajo para lograr abarcar todo lo que tienes por delante de la manera más efectiva. ¿Quién no quiere rendir a buen ritmo y acabar con las tareas pendientes? Es además una cualidad profesional que ninguna empresa desestimará.

Si quieres dejar de sentir que el reloj y las obligaciones te pisan los talones desde primera hora del día, estos hábitos nocturnos te ayudarán a ser más productivo por las mañanas.

1. Gestiona el día con antelación

Para evitar pasar el día apagando fuegos, organízate con antelación. Puede que los imprevistos luego arruinen parte del plan, pero al menos te ayudará a saber con qué debes enfrentarte. Y estar más preparado

No es el único beneficio.

“Despejar la mente para un buen sueño es esencial para mucha gente con éxito”, por lo que estas a menudo dedican parte de la noche a escribir una lista de tareas pendientes que dejan para el día siguiente, “de manera que esos pensamientos no les consuman espacio mental durante la noche”, explicó Michael Kerr, autor y conferenciante de empresa internacional.

2. Minimiza la toma de decisiones del día siguiente

Las primeras horas del día suelen ser las más productivas. Por lo tanto, no las malgastes en tomar decisiones innecesarias que te absorban las fuerzas.

Un día antes deja planeado qué ropa vas a ponerte, la cafetera cargada y el tupper de comida listos. Esto te hará avanzar en la idea de que todo está controlado y podrás centrarte en los importante.

3. Desconéctate del trabajo

La gente exitosa hace cualquier cosa antes de acostarse, con una excepción: trabajar. Esto ignifica que no consultar el correo electrónico y procurar no llevarse las cuestiones laborales a la cama.

Muchos estudios demuestran que si asocias la cama con el trabajo, será más complicado relajarte, por lo que esta debe quedar únicamente reservada para el descanso. No dormir suficiente te robará la energía necesaria para rendir al día siguiente.

4. Apaga tus dispositivos

Un detox digital de al menos 30 minutos antes de dormir tiene numerosos beneficios. Apagar tus dispositivos mejorará la calidad de tu sueño, reducirás el estrés y la ansiedad, mejorando el ánimo para el día siguiente.

Para empezar, la luz de las pantallas reduce la producción natural de melatonina por la noche y disminuye la sensación de somnolencia. También parece reducir la cantidad de tiempo que pasas en el sueño de ondas lentas y de movimientos oculares rápidos (REM), dos etapas del ciclo del sueño vitales para el funcionamiento cognitivo, de acuerdo con la Fundation Sleep.

Haz de tu dormitorio una zona libre de pantallas, estrategia que sigue Arianna Huffington, la cofundadora, presidenta y directora del Huffington Post.

Tras caer enferma de agotamiento, reconfiguró sus hábitos de sueño por completo y ahora en su cuarto nunca hay lugar para iPads, Kindles, computadoras ni aparatos electrónicos.

5. Establece una rutina para irte a dormir 

Si tu objetivo es ser más productivo por la mañana, salir de la cama despejado y sin sueño es fundamental. Por lo tanto, cuidar la calidad de tu descanso es una prioridad.

Entre los muchos problemas de salud que acarrea no dormir bien, la falta de concentración o los problemas de memoria son efectos habituales de no dormir lo suficiente que tienen un impacto directo en el rendimiento del día siguiente.

Para combatir el insomnio, los expertos aconsejan establecer una rutina de descanso. Ayuda al cuerpo a identificar cuándo toca descansar y regular el sueño. 

Marca unos horarios para levantarte y acostarte “que sean estables”, aconsejó Paula Giménez Rodríguez, directora de la Unidad Multidisciplinar de Sueño del grupo HLA.

6. Duerme al menos siete horas

Asegúrate al menos disfrutar de siete horas de descanso. La investigación ha encontrado que las personas que duermen seis horas rendían igual que aquellas que no habían dormido. Por lo tanto, serás menos productivo.

AHORA LEE: 5 mitos de productividad que debes dejar de creer, según un entrenador de gestión del tiempo

TAMBIÉN LEE: 4 maneras de retomar el control de tu vida si tienes burnout

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube, TikTok y Threads

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: