• Crear personajes e historias que giran en torno a temas de salud mental se ha convertido en una práctica común en los videojuegos.
  • Afortunadamente, muchos títulos son desarrollados con retroalimentación de expertos en salud mental, así como con la de personas que padecen ciertas aflicciones. 
  • “Hellblade: Senua’s Sacrifice” y “Depression Quest” son ejemplos de videojuegos creados con la retroalimentación y desde la perspectiva de personas con psicosis y depresión, respectivamente.
 

La representación de temas de salud mental en diferentes medios de entretenimiento es algo común, pero muchas veces esta no se encuentra bien hecha.

Desde hospitales y manicomios que son vistos como escenarios de perversión y perdición, a villanos que son tan malvados que están inherentemente “locos”, existe un fuerte estigma hacia los individuos que padecen alguna enfermedad mental.

Sin embargo, los videojuegos se han alzado como un medio eficaz para tratar con mayor tacto e información este tipo de padecimientos.

Además de estar comprobado que son buenos para nuestra salud mental, existen varios títulos cuyos protagonistas presentan una enfermedad mental, para ayudar al jugador a informarse un poco más sobre la misma, o bien, hacer de las suyas algo más fácil de sobrellevar.

TE PODRÍA INTERESAR: Medicina digital: el poder curativo que no conocías de los videojuegos (parte I)

Hellblade: Senua’s Sacrifice

Este videojuego desarrollado por Ninja Theory es aclamado por ser no solo uno de los mejores en los últimos años en temas de gráficos y estilo de juego, sino por la visibilidad que le da a condiciones como la psicosis.

La historia de «Hellblade» gira en torno a Senua, una joven guerrera picta que padece esta condición y debe emprender un viaje al infierno nórdico (Helheim) para rescatar el alma de su amante de la diosa Hela.

Este título se presenta como una metáfora sobre la lucha contra esta condición, y fue diseñado con el aporte de neurocientíficos, especialistas en salud mental y personas con psicosis. Además, se vale de su diseño de audio (se recomienda jugarlo con audífonos), estilo de juego y trama para comunicar al jugador la experiencia de lo que es vivir con esta condición.

Celeste

La mecánica de juego y los objetivos a alcanzar en este juego pueden ser interpretados fácilmente como una analogía sobre lo que significa superar una enfermedad mental como la depresión.

La protagonista, de nombre Madeline, debe escalar la montaña Celeste, que tiene el poder de manifestar la duda interna de un individuo y su verdadero yo.

Madeline sufre de depresión y ataques de pánico, y mientras sube la montaña, se ve obligada a enfrentar y superar sus demonios internos, además de los obstáculos que encuentra en su camino.

Sea of solitude

El personaje principal de este título es una joven mujer llamada Kay, quien navega a través de una ciudad parcialmente sumergida mientras se enfrenta a una multitud de criaturas escamosas.

Sin embargo, los verdaderos enemigos son sus propios demonios internos. Mientras avanza el juego, Kay descubre que las criaturas que encuentra son humanos que se transformaron en monstruos al sentirse muy solos y que, para salvarse, debe combatir su propia soledad.

Kay está inspirada en su directora creativa, Cornelia Geppert, y en la depresión que vivió después de un rompimiento amoroso.

Night in the woods

Este peculiar juego es protagonizado por Mae, un gato que deja la universidad para regresar a casa de sus padres, pero que ve al mundo de una manera muy específica debido a sus vulnerabilidades personales y experiencias previas.

El juego explora diferentes temas de salud mental en gente joven, y ha sido aclamado por contar con personajes bien escritos que presentan un acercamiento realista a la psicología humana.

Depression Quest

Este título es un juego de ficción interactiva donde se toma el rol de una persona viviendo con depresión. “Depression Quest” es una recolección personal de Zoe Quinn, y sobre cómo esta condición mental limita nuestras opciones y calidad de vida.

Descubre más historias en Business Insider México.