• Nueva Zelanda es un país caro, y traté de visitarlo con un presupuesto limitado.
  • Ahorré dinero lavando la ropa, encontrando estacionamiento gratuito y comprando comestibles en lugar de comer fuera.
  • Pude disfrutar de las mejores partes de Nueva Zelanda, como vistas panorámicas y cascadas, de forma gratuita.
  • ¡Nos vemos en TikTok!

Antes de viajar a Nueva Zelanda, todo lo que sabía era que tenía fama de ser hermosa, llena de ovejas e increíblemente cara. Volar desde América del Norte a Nueva Zelanda tampoco es muy barato.

Pero mi esposo y yo estábamos decididos a aprovechar al máximo nuestro viaje de tres semanas. Queríamos viajar y experimentar lo mejor de Nueva Zelanda con un presupuesto limitado. Así es como lo hicimos.

1. Reservé alojamientos con estacionamiento gratuito y lavandería económica

Al viajar y buscar alojamientos con un presupuesto limitado en Nueva Zelanda, verifiqué el precio por noche, que tuviera estacionamiento gratuito y lavandería gratuita o de bajo costo.

Dado que alquilamos un automóvil durante la mayor parte de nuestro viaje de tres semanas, no tener que pagar por el estacionamiento cada noche fue un gran ahorro. Solo pagamos por estacionamiento dos veces en 21 días y nunca durante la noche.

También ahorramos mucho dinero lavando nuestra propia ropa en lugar de pagar por un costoso servicio de lavandería de hotel.

Me aseguré de tener acceso a instalaciones de lavandería en nuestro alojamiento cada cinco a siete noches.

Al lavar nuestra ropa en el camino, también pudimos viajar solo con equipaje de mano en lugar de pagar por facturar maletas adicionales.

viajar en Nueva Zelanda presupuesto A Business Insider México Wikimedia Commons
Visité Nueva Zelanda e hice todo lo posible por no gastar demasiado dinero. | Cortesía: Riana Ang-Canning

2. Algunas aplicaciones clave me ayudaron a ahorrar dinero en gasolina y actividades

Tres aplicaciones me ahorraron mucho presupuesto al viajar en Nueva Zelanda: Gaspy, BookMe y Klook.

Gaspy es esencial para un viaje por carretera en Nueva Zelanda. Te muestra los precios actuales en las gasolineras cercanas y te ayuda a encontrar la opción más barata. Lo usé cada vez que teníamos que llenar el tanque.

BookMe y Klook son aplicaciones (y sitios web) que te permiten reservar actividades en Nueva Zelanda con descuento.

Con Klook, ahorré 10% en entradas de último minuto para el Museo Conmemorativo de la Guerra de Auckland, y con BookMe, pagué la mitad del precio por nuestra reserva en el Polynesian Spa.

También mencionaré a First Table, una aplicación que te ofrece 50% de descuento en tu comida cuando reservas la primera o última mesa de la noche en un restaurante.

3. Hice compras en supermercados de descuento durante todo mi viaje

Una excelente manera de ahorrar dinero en un viaje es comprar suministros en un supermercado y preparar algunas comidas en lugar de salir a cenar siempre.

Esto funciona aún mejor cuando compras en un supermercado de descuento.

Era una gran fan de la cadena de supermercados de descuento Pak’nSave en Nueva Zelanda. Los precios eran bajos y había una amplia selección de productos de alta calidad.

Mapeé las ubicaciones de Pak’nSave a lo largo de nuestra ruta para poder parar y abastecernos según fuera necesario. Compramos bocadillos para el viaje en automóvil e ingredientes para hacer comidas sencillas, como sándwiches.

Como bonificación, algunos de los bocadillos que compramos en Pak’nSave fueron recuerdos divertidos y asequibles para llevar a casa.

4. Las famosas empanadas de carne de Nueva Zelanda eran un almuerzo barato y sabroso

Mientras estábamos en Nueva Zelanda, tuvimos que probar las famosas empanadas de carne salada del país (también hay versiones vegetarianas y veganas).

Las empanadas frescas y deliciosas se pueden encontrar en cafeterías de todo el país. Son un almuerzo sabroso, lleno y asequible, por unos 5 dólares cada una.

Dado que las empanadas están listas para comer y son portátiles, son perfectas para llevar a cualquier parte. Me encantó especialmente la empanada de venado y ciruela de Miles Better Pies que comí de camino a Milford Sound.

5. Me centré en aventuras gratuitas al aire libre

La mejor parte de Nueva Zelanda es su paisaje épico y que gran parte de esa belleza es gratuita para disfrutar.

Una de las grandes formas en que ahorrábamos dinero en nuestro viaje era planificar que la mayoría de nuestras actividades fueran al aire libre, que era donde queríamos estar de todos modos.

Gastamos 0 dólares en caminatas por senderos de montaña, sentados en playas, paseando por jardines botánicos, admirando piscinas geotermales y cascadas, tocando el agua de un lago glaciar y disfrutando de vistas épicas en todo Nueva Zelanda.


AHORA LEE: Toda una ciudad inspirada en el viejo oeste de Estados Unidos se encuentra en un remoto valle de Nueva Zelanda, y acaba de llegar al mercado por 7.5 millones de dólares

TAMBIÉN LEE: Así luchan las futbolistas contra el jet lag en el Mundial Femenil de Australia Nueva Zelanda 2023

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en Facebook, Instagram, LinkedIn, TikTok, Threads, Twitter y YouTube

AHORA ESCUCHA:

AHORA VE: