• Antes de iniciar una relación es recomendable realizar una autoevaluación, haciéndonos preguntas sobre nuestras expectativas.
  • En tu relación debe haber atracción, pero también respeto, empatía, comunicación afectiva y espacio para todos.
  • Si algunos o varios de estos puntos no están presentes es momento de presentar.

Ya pasaron los festejos por el Día del Amor y la Amistad, por eso ahora con más calma te queremos hablar de relaciones sanas.

Pero antes de eso, recuerda que el amor comienza por uno mismo lo cual es una base importante y esencial para después formar relaciones sanas y amorosas con quien tú quieras y durante el tiempo que gustes.

Por lo tanto, antes de iniciar una relación es recomendable realizar una autoevaluación haciéndonos preguntas como: ¿Qué es lo que quiero? ¿Qué es lo que no deseo? ¿Qué es negociable? Esto nos ayuda a conocernos más, y a estar preparados para compartir nuestra vida con otra persona, señala Elisa González, psicóloga del Departamento Psicopedagógico del Centro de Enseñanza Técnica y Universidad Superior de Baja California.

“Aprender a establecer buenas relaciones amorosas desde los primeros años de la adultez marca de manera positiva el proceso de formación de identidad de las personas, y ayuda a evitar dichos fracasos”, agrega la especialista.

¿Cómo buscar una relación sana?

Si estás a punto de iniciar una relación o ya estás en una, la especialista destaca que muchas veces la etapa inicial donde todo es color de rosa no permite a las personas darse cuenta que su dinámica no es tan sana como debería serlo.

LEE MÁS: ¿Buscas moteles para este 14 de febrero? Mejor conoce los hoteles de amor diseñados por un mexicano

Por eso aquí te dejamos algunos puntos que tienes que tomar en cuenta para saber si la relación que inicias o ya tienes es sana, tanto para ti como para tu pareja.

Para empezar, debes experimentar tres tipos de atracción:

1-. Física: Esta es la más obvia, quiere decir que te agrade la apariencia exterior de tu pareja.

2-. Emocional: Esto implica que ambos puedan conocer y conectar con las emociones propias y con las del otro. Por ejemplo: saber cuándo están tristes, felices, cansados, desmotivados, etcétera.

3-. Cognitiva: Es la más importante porque engloba las dos anteriores y añade que la manera de ver el mundo y de entender la vida entre tú y esa persona especial sean similares, o bien, tengan puntos en común. “Sabes que tienes esta atracción con tu pareja cuando siempre hay tema de conversación”, comenta Elisa González.

Relación sana
Pixabay

Después debes darte cuenta si tu relación se basa en estos principios:

4 .- Comunicación efectiva

5.- Respeto

6.- Compromiso

7.- Actualización y reflexión

8.- Empatía

Finalmente, debes darte cuenta si en tu relación se permiten estes tres posibilidades

9.- Espacio para uno mismo, tus actividades personales, tus gustos, tu mundo.

10.- Espacio para tu pareja, donde se trata exclusivamente de las actividades de ella.

11.- Un mundo común donde intervienen familias, amigos en común o actividades compartidas.

Cuando una pareja se identifica con la mayoría o con todas las claves expuestas anteriormente, es muy probable que se trate de una relación sana y exitosa. En cambio, si notan que estos puntos faltan en el desarrollo de su convivencia, es importante replantear el objetivo de dicha relación, e incluso, buscar orientación profesional, señala la especialista.

Descubre más historias en Business Insider México